¡Debemos ser siempre disciplinados si queremos alcanzar todas las metas y logros que nos propongamos en la vida! es muy importante nunca desistir en lo que nos planteemos.

Si somos personas que se dan por vencido fácilmente, entonces nunca sabremos el dulce y sabroso sabor del éxito personal y laboral, algo que sólo se consigue superando los obstáculos. Quédate hasta el final y comenta.

En cuanto a todo este tema de ser disciplinados, siempre buscamos inspiración y modelos a seguir que nos ayuden a tener un rumbo establecido para lograr forjar esa actitud ganadora.

Son muchos los personajes en la historia que han servido de ejemplo en sus directrices y enseñanzas en cuanto a formar una buena manera de pensar ganadora se refiere, Aunque una de las más renombradas fue Simone Weil.

Fue una de las grandes Mentes del siglo 20, quien con su voluntad y su pragmatismo, ayudó a las personas a que lidiaran con sus actividades y emociones cotidianas.

Además, fue una extraordinaria escritora, mística, activista social y política, Quien siempre estuvo a favor de los más desprotegidos, y los beneficios sociales que les eran negados.

Una incansable luchadora sin duda, que pudo dejar enseñanzas qué te traemos a continuación, para que puedas desarrollar al máximo tu disciplina y alcanzar el éxito total.

Montenbaik.com

1. La tentación de la desidia

Nunca te sometas al flujo del tiempo. Nunca postergues lo que has decidido hacer.

2. La tentación de la vida interna

Lidia sólo con esas dificultades que te confrontan actualmente. Deja que se manifiesten solamente aquellos sentimientos que te hacen más efectivo o, también, que son requeridos por el pensamiento en función de encontrar inspiración.

Corta implacablemente todo lo que sea imaginario en los sentimientos.

3. Tentación de autoinmolación

Subordina a los asuntos externos y a las personas todo lo que sea subjetivo, menos el sujeto mismo –esto es, tu propio juicio. Nunca prometas y nunca des a alguien más de lo que tu mismo exigirías de ti mismo si fueras él.

4. La tentación de la cobardía

Ilusión de que el tiempo, en sí mismo, traerá valentía y energía… de hecho, es usualmente lo contrario lo que ocurre (sopor). Dite a ti misma: ¿Y si fuera a permanecer como estoy en este momento siempre?

Nunca pospongas algo indefinidamente, sólo a un tiempo definitivo fijo. Intenta hacer esto incluso cuando es imposible (dolores de cabeza…).

5. La voluntad

No es difícil hacer cualquier cosa cuando uno está inspirado por la clara percepción del deber. Lo que es difícil es hacerlo cuando uno está sufriendo y esta clara percepción se desvanece, y todo lo que queda es la conciencia de un sufrimiento que es imposible de soportar.

Pero lo contrario también es cierto: en en el momento de tomar una decisión, el deber está presente y el sufrimiento se encuentra distante. La voluntad no podría triunfar si tuviera que luchar contra fuerzas más poderosas que ella misma.

Gracias Por Visitarnos Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Deja Tu Comentario.