¡En la vida tenemos siempre algún tipo de líder del cual nos queremos pasar para mejorar nuestras capacidades de liderazgo! Por esta razón siempre buscamos buenos ejemplos a seguir.

Cuando vemos a una persona que puede dominar y dar lo mejor de Sí en pro de un grupo, es cuando más identificados nos sentimos con ese comportamiento. Quédate hasta el final y deja tu comentario.

Durante el transcurso de la historia han surgido muchos personajes de los cuales nos podemos pasar para tener un liderazgo altamente efectivo, que nos ayude a sacar adelante el grupo del cual estamos encargados.

Una de estas personas es sin duda Jesucristo, quién desde siempre nos dio muchas directrices a seguir en nuestra vida, pero sobre todo en el liderazgo, capacidad que este hombre tenía muy bien forjada.

Te traemos las 5 lecciones fundamentales del mesías que puedes aplicar en tu vida para que tu liderazgo crezca en todos los sentidos. A su vez podrás tener contento al grupo que te siga.

freepik.es

1. Un líder es el primero en servir

Cuenta la historia que estando con su equipo de trabajo decide cenar con ellos por última vez. Ya había estado con ellos tres años y a esas alturas prácticamente todos le respetaban y admiraban mucho. Lo consideraban como un maestro.

Acá se halla contenido el secreto del liderazgo mejor guardado; No se trata de enviar, regir o bien decretar. Se trata de servir. El liderazgo es un servicio que se da con el ejemplo.

2. La regla del 70X7

Estar al frente de una organización, un equipo, inclusive una familia requiere la práctica incesante de disculpar. De hacerse de “piel gruesa” para no tomar tan de verdad las ofensas, pequeñas y grandes que indudablemente van a venir.

Jesús disculpó inclusive a los que lo mataban. “Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen” Lc 23:34

3. Una visión completamente positiva

Difícilmente vas a localizar a alguien más positivo, entusiasta, peligroso, abierto y también interesante que Jesucristo.

Sanar paralíticos, ciegos, mudos, enfermos mentales, resucitar fallecidos, multiplicar panes, caminar sobre el agua, detener tormentas, convertir vidas en segundos y resucitar al tercer día son una parte de su increíble curriculum.

freepik.es

4. La regla de oro

Este es un principio extraordinario; Haz al resto como quisieses que hiciesen contigo. Probablemente el bien que hagas no va a ser remunerado por la persona a la que se lo hagas, pero indudablemente va a llegar por otra parte.

Como tratemos al resto vamos a ser tratados, la forma en la que midamos o juzguemos al resto va a ser la medida con que vamos a ser juzgados y medidos.

Un líder siempre y en toda circunstancia trata bien al resto, si bien no le traten bien por el hecho de que está siendo consciente de este principio.

5. Palabras que construyen

Dar muerte o dar vida es una cosa que todos podemos hacer con nuestras palabras. En cuestión de segundos podemos edificar o destruir a alguien con nuestra boca. El poder que tienen nuestras palabras es grande.