¡Para vivir una vida plena y feliz debemos siempre tener en cuenta una cosa, todo es más llevadero con una pareja con quien nos sintamos identificados! Es por esto que encontrar nuestra alma gemela no es una tarea fácil.

Es muy complicado saber llevar la vida correctamente sin alguien a nuestro lado que viva con nosotros las malas y buenas experiencias. Quédate hasta el final y deja tu comentario.

En esta oportunidad te traemos las 5 actitudes definitivas que alejan el amor de tu vida, toma nota de ellas y empieza a evitarlas para que puedas vivir una vida en pareja llena de más felicidad.

freepik.es

1. Ser celoso y celar: en el amor, el otro no es una propiedad

Los celos prácticamente siempre son un motivo de enfrentamiento en las parejas. Generalmente revelan baja autoestima, un nivel elevado y negativo de intento de posesión sobre el otro y, por lo general, hablan de nuestros miedos.

Puede pensarse que los celos implican algo de interés en la otra persona, pero realmente no forman una forma sana de abordar el amor.

Estos “juegos” o bien “caprichos” jamás acaban bien, por el hecho de que parten de una instrumentalización del otro. No en vano, hablamos de personas y no de productos ni trofeos.

2. La infidelidad: cuando el engaño se apropia de nuestro corazón

La infidelidad es, por su lado, una forma de decir: “no llenas mi vida; necesito alguien más”… “diferente a ti”.

Si bien puede representar muchas cosas más, como una necesidad de llamar la atención, o bien una expresión de agresividad en frente de la pareja, entre otras cosas.

Evidentemente no hablamos en términos absolutos, por el hecho de que absolutamente nadie llena la vida de absolutamente nadie.

Nos referimos a las grandes y complejas implicaciones, que acarrea el ser ególatra en cualquier relación; pues el egoísmo de admitir únicamente lo “bueno” de mi pareja, nunca va a dar buenos frutos: nunca va a ser algo recomendable.

3 Discusión-agresión: cuando se “dialoga” a los gritos

El idioma del amor es el diálogo, no las discusiones y, mucho menos, la violencia o las agresiones de cualquier clase.

Esta actitud nos distancia del amor, de forma significativa, por el hecho de que cuando se pierde el respeto en una relación, se pierden muchas cosas más.

freepik.es

4. La falsedad: cuando la mentira es la única verdad

La honestidad es otro elemento esencial en una relación, pues de la misma manera que no deseo ser engañado, no debería mentir a absolutamente nadie.

La mentira por norma general se paga carísimo. Y uno no engaña a quien realmente ama. Esta actitud evidentemente nos distancia del amor.

Sinceridad no es cinismo o imprudencia. No es ocultar “verdades” incómodas para el otro. Acá nos referimos a aquella sinceridad que te deja mostrarte tal como eres, sin disfraces ni máscaras.

Total, si tu pareja no se enamora de ti, verdaderamente de ti, tal como como eres, nunca existió amor.

5. No ser equitativo: cuando solo uno se hace responsable de la relación

La reciprocidad es principal en una pareja, puesto que se habla de dos y no de uno. Teóricamente, todo o prácticamente todo, sobre la base de los deberes y las obligaciones, debería ser: “50 y 50” o “la mitad tú y la mitad yo”.

Pero cuando se desestabiliza esta balanza, los cimientos empiezan a agrietarse y la relación tiende a agrietarse. Empieza a prevalecer una persona sobre la otra, quizá en concepto de poder, quizá en concepto de resolución, y por consiguiente, la relación puede estropearse.