¡Siempre puede llegar un momento en la vida en que empezamos a perder todas nuestras ganancias pero sin saber el Por qué está sucediendo esto! es muy importante tener en cuenta que esto no sucede por arte de magia, sino por ciertos factores.

Debemos ser siempre precavidos con nuestras finanzas personales, ya Qué son ellas quienes nos darán un estilo de vida deseado por todos, Así que no podemos gastar a diestra y siniestra. Quédate hasta el final y comparte.

Son muchas las ocasiones en donde inconscientemente desgastamos todo lo que tiene dentro nuestra cartera, ya sea en gastos banales, o por cosas que vemos y nos queremos comprar justo en el momento.

En esta oportunidad te traemos cinco costumbres que puedes estar aplicando y que te hacen perder mucho dinero sin que te estés dando cuenta. Trata de identificar cada una y evitarla.

freepik.es

Las distracciones

Es otra de las formas por medio de las que perdemos tiempo y, en consecuencia, dinero. Si deseas prosperar, tienes que saber enfocarte. Mientras que hagas una labor, ten tu mente en ese trabajo Olvida el Facebook, olvida el WhastApp.

Recuerda: no tienes la obligación de contestar inmediatamente a todas y cada una de las llamadas o mensajes que entran a tu celular.

Si sumas los minutos que pasas viendo memes o atendiendo saludos o puras conversaciones con amigos, te vas a asombrar.

Un reciente estudio afirma que en promedio, la persona conectada pierde noventa minutos al día en cuestiones que no le aportan nada.

Perder tiempo en reuniones

Muy frecuentemente en nuestro trabajo o negocio participamos de asambleas que son, con franqueza, bizantinas. En aquellas reuniones se tratan temas que no competen a todos y, en otros casos, temas de menor jerarquía que pueden tratarse por e-mail.

freepik.es

Ser disperso

Esta es una costumbre que sale carísima, por el hecho de que quien cae en la dispersión frecuentemente no hace nada o bien lo que hace, lo hace mal. ¿Sabes cuáles son 2 de los rasgos de nuestro tiempo? La velocidad y la excelencia.

El mercado premia a los veloces y excelentes. La mejor manera de ser veloz, es ir uno a uno. Montaña por montaña, a toda máquina. Concéntrate. Producto de la concentración es que vas a hacer algo sensacional.

Dejar de delegar

Es muy usual toparnos con las personas que lo quieren hacer todo por si mismos. Son algo como “todistas.” Usted no debe ser el hombre orquesta, debe ser el directivo de orquesta. El millonario tiene un argumento diferente.

El millonario dice: “Mi trabajo no es hacer las cosas, es cerciorarme de que las cosas se hagan.” Esto es delegar. Delegar te deja dividir el trabajo y multiplicar el resultado.

Ser perfeccionista

En el fondo esto es un pretexto para no hacer nada. Los emprendedores no son perfeccionistas, comienzan con lo que tienen, donde están y como están, y ya en el camino van mejorando.

Si esperas las condiciones ideales, jamás vas a hacer nada. Lo único que pasará es el tiempo. La actitud perfeccionista repele el dinero. Lo ahuyenta.