¡Hola amigo! Es normal que después de un tiempo en tu trabajo estés contemplando la opción de un ascenso, sobre todo si sientes que lo mereces y que has hecho el esfuerzo suficiente para lograrlo.

Sin embargo, si aún no te ha llegado lo que esperas, puede que te estés equivocando en lo que haces cada día. Hoy voy a mostrarte cuáles pueden ser estos errores para que puedas solucionar el problema. Quédate hasta el final y comenta.

Fuente: economy.okezone.com

1. Pregunta constantemente cuándo te van a ascender en lugar de preguntar cómo puedes mejorar:

¡Amigo!, uno de los primeros errores que cometemos a la hora de querer un ascenso, es ser muy incisivos con el tema delante de nuestros jefes y compañeros. Esta bien que te sientas merecedor del puesto, pero debes saber cómo manejarte.

Lo principal es que te enfoques en mejorar tu trabajo cada día y que los resultados hablen por ti. Si consideras que ha pasado mucho tiempo y no consigues lo que esperas, puedes preguntarlo, pero eligiendo el momento adecuado para hacerlo.

2. Pedir un ascenso desde una perspectiva emocional en lugar de enfocarte en los hechos:

Cuando no percibimos aquello que queremos muchas veces dejamos que nuestras emociones estén a flor de piel, siendo esto algo muy peligroso a la hora de solicitarlo. Lo mejor siempre será mantenerse centrado y actuar bajo lo razonable.

Fuente: iurd.com.ve

Si sientes que mereces un aumento, debes tener en tus manos argumentos congruentes que demuestren que es así. Recuerda que nunca se tratará de lo que sientes, sino de lo que has hecho o haces cada día para merecer que te suban de nivel.

3. No reconocer la contribución de otros a tu trabajo:

Si algo he podido comprender por mucho tiempo, es que para merecer más hay que ser más. Con esto me refiero a que cuando trabajamos solos y somos individualistas, no logramos nada. Cada quien tiene un punto de éxito y hay que reconocerlo.

Cuando esto no pasa, simplemente te conviertes en un mal compañero y vas a ser catalogado como una persona de bajos principios. Recuerda que esto al final también va a repercutir en que logres el ascenso que anhelas o no.

4. Ser impaciente y darte por vencido:

Puede que ya lleves tiempo haciendo mérito suficiente para recibir ese ascenso que esperas, y que incluso, muchos de tus compañeros estén de acuerdo en que lo mereces, pero a veces las vida nos exige paciencia y un poco más de sacrificio.

Fuente: teslabank.com.ve

La clave es que sepas identificar bien cuando es el momento adecuado para todo, puede que sientas que ya los has dado todo y que es una opción sabia tirar la toalla, pero también puede ser que haga falta algo más. Debes saber diferenciarlo.

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)