¡A veces pensamos que hacer un fondo de ahorros es una tarea imposible que solamente se puede lograr si tenemos mucho dinero en el bolsillo! esto es un mito que debe ser desmentido ya que podemos lograr ahorrar sin disponer de grandes cantidades de efectivo.

Lo mejor que podemos hacer a la hora de querer emprender un proceso de ahorro, es tener muy en cuenta Cuál es el objetivo principal, y Qué cosa es lo que al final queremos adquirir. Sigue leyendo y deja tu comentario al final.

No siempre dispondremos de mucho dinero para alcanzar esas cosas que queremos comprar, Pero lo importante es saber cómo ahorrar nuestro dinero sin tentaciones ni gastos banales que nos impidan alcanzar eso que tanto queremos adquirir.

A veces pensamos que tenemos que tener unos bolsillos repletos de dinero para poder hacer un fondo de ahorros y dominio para nuestros gastos, Lo cierto es que solamente se requiere de una buena planificación.

El día de hoy te traemos unos consejos simples pero muy acertados de cómo puedes ahorrar con poco dinero, y así lograr esa libertad financiera qué tanto has deseado, para adquirir los bienes y servicios que sean de tu provecho.

plusempresarial.com

1. Pocos dependientes

Mis amigos y conocidos saben que los gatos me vuelven desquiciada. Mas pasaron siete años desde el instante en que comencé a vivir sola hasta el momento en que adopté a mi gata.

Los felinos implican menos trabajo y dinero que los perros (son mascotas para fodongas como ) mas como ganaba poco, era esencial no distraer mis recursos de un colchoncito para imprevisibles.

Aun el día de hoy la gente se sorprende de que únicamente tenga una gata. Mas si bien podría tener más, un gato me da exactamente la misma satisfacción que 2 gatos, mas la mitad del gasto y del trabajo.

2. Primero ponte la mascarilla

En el momento en que te subes a un aeroplano, la azafata te explica qué hacer en el caso de urgencia. Si caen del techo las mascarillas de oxígeno, primero debes ponerte una , y después debes ponerlas a pequeños o bien discapacitados.

La razón es simple: si comienzas por ponerle la mascarilla a el resto, te vas a quedar sin aire pronto y te desmayarás ya antes de poder asistirlos.

3. Saber en qué momento te alcanza y en qué momento no

Los pequeños llegan a la tienda con el dinero en la mano y le preguntan al encargado, ¿para qué exactamente me alcanza? Cuando eres adulto, tener el dinero en la mano no quiere decir que te alcanza.

Una amiga me afirmó que deseaba un turismo. Le pregunté, ¿estás ahorrando para el retiro? Respondió que no, y le afirmé que entonces no le alcanzaba para un auto, si bien tuviese el dinero en su cuenta.

Cuando los recursos son escasos tus prioridades han de estar más claras que jamás.

Primero los gastos básicos, entonces un ahorro para urgencias, entonces tu desarrollo profesional, después tu ahorro para el retiro, y al final, mas muy al final, las uñas de gelish.

4. Vive tal y como si estuvieses en crisis

Una lectora se quejó alguna vez de su sueldo miserable, diciendo que cualquier eventualidad la forzaba a ahorrar en exceso, por poner un ejemplo, cortando el servicio telefónico de su casa.

Cuando tu presupuesto está exageradamente ajustado, llegan los instantes en que debes recortar gastos de forma extrema.

5. Forma tu paladar financiero

Quizá te parezca que, como ganas poco, no tiene caso aprender sobre finanzas. La realidad es que quienes menos tienen son más frágiles y precisan más desesperadamente saber lo que hacen con su dinero.

En México hay mucho analfabetismo financiero, y de ahí que los créditos más costosos los dan las instituciones más “populacheras”, esas que además de esto venden muebles con paguitos chiquitos.

Gracias Por Visitarnos Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Deja Tu Comentario. 

Via: dineroenimagen.com