¡La educación es el arte que nos separará de una vida llena de ignorancia, o una vida llena de éxitos y logros! por esta razón es importante que eres de Pequeños tengamos la mejor educación posible, para en un futuro, ser personas de bien.

Los niños son Quién es mejor deben recibir la educación, ya que en esta etapa de la vida, es cuando más vulnerables son a todo su entorno, Así que debemos darle la mejor formación que se pueda. Quédate hasta el final y comparte con tus amigos.

En muchas sociedades se implementan diferentes maneras de educar a los más pequeños, algunos métodos más ortodoxos Qué otros, pero Igualmente con un mismo fin, el cual es formar a los niños para que puedan ser personas exitosas en su adultez.

Casualmente una de las maneras más peculiares de formar niños, es la japonesa, en donde sus métodos han sido pasados de generación en generación a lo largo de los años, formando personas muy disciplinada.

Como Bien dice Un consejo de la Biblia, instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo, no se apartará de él, pues eso es lo que debemos basarnos para que los más pequeños tengan un futuro lleno de metas y logros cumplidos.

El día de hoy te traemos los métodos en los que se basan Los japoneses para crear a los más pequeños en su educación inicial, toma nota de estos milenarios aprendizajes, para que tus niños aprendan el valor de la buena formación.

netflix.comniño

Asigne responsabilidad:

En el país nipón, desde pequeños y conforme su edad, el pequeño adquiere responsabilidades: desde lavar sus dientes, hasta lavar el plato tras comer. Y el nipón ha alterado el enfoque de labores por responsabilidades.

O sea, se le hace saber al pequeño que esas pequeñas acciones le hacen mejor persona por el hecho de que cultivan su carácter. De plano, el nipón comprende que una labor por último es una cosa que podemos delegar.

Mas estas responsabilidades no son delegables, son obligatorias en tanto forman al pequeño.

Crear Hábitos:

Lo que procuran los progenitores nipones es que los pequeños desarrollen hábitos y para esto comprenden que el pequeño debe ejecutar sus responsabilidades en el tiempo justo. Esto es, no es suficiente con que tienda su cama, sino debe hacerlo en el instante indicado.

Cada responsabilidad tiene su instante, y cumplir con eso crea el hábito, que es como una “rutina positiva.”

Retroalimentación:

No solo es esencial reconocer a los pequeños cuando lo hacen bien, sino más bien establecer con ellos un vínculo de retroalimentación que nos deje corregir sus fallas y explicar el porqué de nuestras responsabilidades.

Es con retroalimentación que el pequeño va a hacer las cosas no por sumisión, sino más bien por el hecho de que va a adquirir conciencia de ellas.

Enfoque Positivo:

Es esencial comprender que la palabra “NO” puede ser dañina para la mentalidad de los pequeños. En tal sentido, los progenitores debemos aprender a decir NO de forma positiva.

Por ejemplo: en vez de decir “NO LE PEGUES A TU HERMANA,” puede decir: “SI LE PEGAS A TU HERMANA, ELLA YA NO VA A QUERER JUGAR CONTIGO.” Los golpes no son aconsejables en ningún caso, y en ninguna modalidad.

Ni un correazo, ni nada. Recuerde: con golpes no formas, con golpes sometes.

Dar el ejemplo:

Se ha dicho infinidad de veces que los pequeños escuchan lo que les afirmamos, mas hacen lo que hacemos. Cuando los progenitores les solicitan a sus hijos que hagan algo que no hacen, pierden autoridad ética.

De ahí que en la educación nipona la congruencia es esencial. El nipón comprendió que, si desea hijos disciplinados, primero los progenitores deben ser disciplinados.

Dedicarles tiempo:

Los progenitores nipones procuran desarrollar el sentido del hogar y la familia. Por esta razón la madre nipona busca pasar con su pequeño, al menos, los tres primeros años de vida.

Lo mismo el padre: el padre nipón busca pasar tiempo con sus hijos y compartir con ellos cualquier actividad que les guste a los dos.

Gracias Por Visitarnos Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Deja Tu Comentario.