¡Todos hemos pasado en algún momento por alguna situación de fracaso en el amor! Lo importante es superarlas de la mejor manera posible.

Cuando terminamos una relación amorosa pensamos que todo está perdido, Lo cierto es que se debe superar a esa persona para poder salir adelante. Quédate hasta el final y comparte.

El día de hoy te traemos 4 consejos basados en la ciencia para que te puedas olvidar completamente de esa persona con la cual has terminado una relación.

freepik.es

1. Regula el contacto físico y visual

Mirarse a los ojos y tocarse son 2 situaciones: las dos hacen que en nuestro organismo se dispare la producción de oxitocina, una hormona relacionada con el aprecio y el establecimiento de vínculos de confianza.

Por su parte, una mayor cantidad de oxitocina en nuestra sangre y en los espacios por medio de los que se comunican las neuronas de nuestro cerebro hacen que aparezcan las emociones y conductas relacionadas con el amor.

2. Aprende a vivir lejos de esa persona

Otro aspecto esencial en el momento de desamorarse es ponernos las cosas simples al comienzo eludiendo tener que ver a esa persona, cuando menos a lo largo de unos días o bien semanas.

Si el amor consiste entre otras muchas cosas en meditar en ese alguien a lo largo de buena parte de las horas del día, para revertir esta activa es bueno no exponernos a situaciones en las que debamos meditar en ella por fuerza pues la tenemos delante.

3. Reanuda rutinas que nos vuelvan independientes

Para rehacer una vida como persona distanciada de la persona en la que acostumbrábamos a meditar no es preciso solo parar de pensar en ella, sino más bien asimismo localizar actividades para eludir que esto ocurra.

Si hacemos todas y cada una de las cosas que hacíamos cuando estábamos enamorados, nuestro cerebro apreciará que la única pieza del puzle que falta es la presencia de esa persona, y esta incoherencia nos va a dar inconvenientes.

4. Trabaja en la autoestima

A veces, el descalabro del proyecto de relación con alguien supone un duro golpe para la autoestima. De ahí que a las pautas de conducta precedentes hay que agregarle una evaluación incesante sobre nuestra autoimagen y autoestima.