¡Hola! En los últimos años muchos hemos sido testigos de la magia y el talento de Cristiano Ronaldo, un hombre que actualmente es considerado por muchos como el mejor jugador de fútbol del planeta.

Sin embargo, su gran confianza ha hecho que algunos lo tilden como una persona engreída y con falta de humildad, aun así, la verdadera historia de Cristiano es realmente hermosa y hoy te invito a conocer una parte de él que puede sorprenderte. Presta mucha atención. 

La vida de Cristiano no siempre fue la más abundante: 

Fuente: YouTube.com

Si bien es difícil imaginar que uno de los deportistas más ricos del mundo actualmente algún día fue muy pobre, esta es una realidad que debemos asumir, pues Cristiano Ronaldo fue una persona que tuvo que vivir por años sumergido en la carencia.

Sin embargo, esto solo lo hizo ser una persona más fuerte decidiendo ya desde muy chico tuna meta muy clara: Ser el mejor jugador del mundo. Claro está, que siendo solo un niño sus palabras no fueron tan valoradas, pero él sabia que lo haría.

Cristiano pronto demostraría tener una tenacidad como nadie, pero eso no solo fue lo que le ayudo a crecer: 

Como te comenté antes, los orígenes de Ronaldo son humildes y algunas partes de su vida las cosas no marcharon siempre como él lo hubiera deseado. Por ejemplo, su padre era alcohólico y su hermano era adicto a las drogas.

Todos sabemos que para ningún chico es fácil lidiar con estos dos problemas en el entorno, pero él tuvo la bendición de contar con una madre que sirvió como un gran soporte para salir adelante, al igual que su padre que siempre lo acompañó.

Ya estando sumergido en el mundo del fútbol, Cris tuvo que tomar una difícil decisión: 

Fuente: Elcomercio.com

La verdad, debe ser sumamente complicado para un niño de 11 años tomar la decisión de dejar su familia por ir detrás de un sueño, pero aunque para Cristiano lo fue, a esa edad no dudó en partir a Lisboa para formarse en la academia del Sporting Clube.

Esta decisión cambió su vida e, incluso, lo ha llegado a expresar de la siguiente forma:

“A los 11 años tomé una decisión. Ya sabía que tenía más talento que los demás. En ese momento decidí que también iba a trabajar mucho más duro que ellos. Ya no iba a jugar como un niño. Ya no me iba a comportar como un niño. Iba a entrenar con la convicción que iba a llegar a ser el mejor del mundo»

Sin dudas, su palabras se convirtieron en realidad, pues Cristiano cada día entreno más, trabajó más duro que otros y terminó cumpliendo el sueño que su desde lo más profundo de su alma seguía con anhelo.

Hoy por hoy, muchos idolatran a este gran futbolista quien después de una gran formación pasó a ser parte equipos como el Manchester United y el Real Madrid, dos clubes en los que haría historia y llegaría al olimpo del fútbol.

Fuente: Twitter.com

Cristiano Ronaldo, sin dudas es un ejemplo de superación, un super humano que siempre ha recordado de dónde viene y todo el esfuerzo que lo mantienen en la cima. Todo un ejemplo de tenacidad y humildad para aquellos que aspiran a llegar alto.

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)