¡Hola Amigo! Tener un trabajo con un horario flexible sin dudas puede ser un arma de doble filo, y estoy seguro que si estás aquí, es porque sabes muy bien de lo que hablo.

En algún momento yo mismo no supe manejar mis límites y terminé cometiendo errores. Por ello, es que hoy planeo ayudarte y, aunque no te diré que es fácil, te pasaré unos tips que pueden servirte mucho. Quédate hasta el final y comenta.

1. Establece una rutina:

Fuente: LinkedIn.com

Campeón, lo primero que entendí de mis fallos es que las rutinas son totalmente necesarias, sin ellas no tenemos control y nuestros malos hábitos al final nos van a conducir al desenfoque total.

La verdad no es algo difícil, solo se trata de que crees patrones diarios desde que te levantes hasta que termine tu día. Al hacerlo, comprenderás que las rutinas diarias aumentarán tu productividad a otro nivel. 

2. Tómalo como un día normal de trabajo:

No te equivoques amigo, el hecho de que tu horario sea flexible y tengas la oportunidad de manejar tu tiempo a placer, no significa que tus días de trabajo sean distintos a los de otros. Debes darle la importancia que se merece.

Yo, por ejemplo, muchas veces no voy a la oficina y trabajo desde casa, cuando eso pasa, aplico mi rutina de la misma manera que siempre. Esto me ayuda a asimilar que es un día laboral como cualquier otro.

3. Establece cuándo vas a detenerte:

Respetar tu horario es fundamental, ejemplo, si cada día tienes una hora de inicio, comprométete a siempre ser puntual con ella. A su vez, también debes establecer las horas de culminar, y en esto debes ser inflexible.

Fuente: economipedia.com

Los límites debes establecerlos tú en todos los sentidos y, evidentemente, comprometerte al 100% con ellos. Hazlo y no tengas dudas de que esto va a servirte de mucho para ser productivo.

4. Distribuye tus actividades del día:

Una forma maravillosa de estar bien organizado, es tener una agenda que te permita distribuir de forma correcta todas tus actividades. Con esto, vas a poder controlar tu tiempo y tus prioridades.

Ahora mi amigo, no se trata de solo anotar las cosas, sino de tener un tiempo establecido para cada tarea y así no dejar que tu productividad se vea afectada por una sola de ellas.

5. Entiende el peligro de dejar las cosas para después: 

Fuente: pelicanwealth.com

Esto es muy, muy importante; por nada del mundo debes procrastinar ¡olvídate de eso! Dejar las cosas para después es muy peligroso y al final comprenderás que solo te estarás autosaboteando.

En este sentido, debes estar atento a pensamientos como: «Estoy bien, tengo tiempo, lo dejaré para después», porque ellos te perjudicarán. Al final lo mejor es que ataques cada tarea en el tiempo debido.

En conclusión, está bien que tengas trabajo con tiempo flexible, de hecho es maravilloso, pero todo tiene un equilibrio y es en lo que hoy quiero que trabajes. Espero que estos tips puedan ayudarte con ello. ¡Exitos!

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)