¡Hola! ¿Alguna vez te has sentido muy mal por alguna palabra nada positiva que te ha dicho otra persona? Quizá puede que no suenen como frases muy duras, pero al final del día, pueden calar en ti profundamente sin darte cuenta.

Por ello, el día de hoy he decidido mostrarte algunas de las frases más tóxicas que usa la gente, para aplastarte y hacer que tu autoestima esté por los suelos. Conocerlas te permitirá evitarlas y no volver a sentirte mal. Quédate hasta el final y comenta. 

Fuente: casule.com

1. “¡Es tu culpa!”:

¡Falso!, ¿tú tienes la culpa de qué? ¿Acaso no todos cometemos errores? Esta bien que tengas una que otra equivocación, pero no debes permitir que otros intenten juzgarte por eso el resto de tu vida.

¡Nada de eso, tú tienes un valor altísimo!. Si ves a alguien queriéndote echar constantemente la culpa, no lo pienses más ¡Sácalo de tu vida!, nada estás haciendo con una persona que solo quiere el mal para ti.

2.  “Estás siendo inseguro”:

Vale, una cosa es una crítica constructiva y otra muy diferente, querer destruir con una crítica, ¡ojo con esto! Si eres inseguro o no, la mejor manera no es recriminártelo. Las personas que lo hacen solo quieren tener el control jugando contigo

Lo más probable es que ellos sean hasta más inseguros que tú y quieran buscar dañarte para sentirse mejor. Aprende a identificar a este tipo de gente y no permitas que te sigan hiriendo ni tratandote como si fueras el peor ¿Entendido? 

3. “Estás siendo demasiado dramático”:

Querido amigo, si una persona verdaderamente te aprecia, jamás tomará cualquiera de tus problemas como algo muy exagerado, al contrario, te entenderá y buscará la forma de ayudarte a salir de él.

En cambio, alguien que no te tiene alta estima te verá como un dramático y buscará invalidar todos y cada unos de tus pensamientos. No dejes que esto ocurra y trata de siempre rodearte de amigos que si puedan apoyarte.

4. “¡Yo no dije eso!”:

Créeme, una persona llena de toxicidad, jamás, óyelo bien, JAMAS… va a hacerse responsable de sus actos. Ellos siempre buscarán excusas que los justifiquen y, si es preciso, te harán sentir que tus reclamos son ilógicos.

5. “Tienes razón, no valgo para nada, ¡Soy lo peor!”:

Esta es la frase más común del típico victimista, ¡pero atención!, no debes dejarte engañar; estas personas hacen esto la mayoría de las veces, buscando que tu tengas piedad de ellos para aprovecharse de tus buenos sentimientos.

¡Asi que ya lo sabes! Ten cuidado con las personas que traten de herirte con una de estas frases. Su intención siempre será condenarte a la derrota y verte por los suelos, pero tú eres más grande que eso. ¡Es hora de empezar a demostrarlo!

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)