¿Te gustaría poder superar y eliminar definitivamente cualquier hábito destructivo? Si generalmente tienes comportamientos poco saludables, hoy es el día que puedes empezar a dejarlos atrás.

Y es que eliminar hábitos destructivos es más fácil de lo que muchos creen, siempre que cuentes con las maneras adecuadas de hacerlo. ¿ Y cuales son las claves para lograrlo? Pues, presta mucha atención a lo que te enseñaré a continuación:

Fuente: Taringa!.net

1. Decide cambiar:

Lo primero para romper un mal hábito, es desprenderse de esa mala costumbre. Cuando se piensa en las desventajas que este tiene, es más fácil tomar esta decisión. Igual resulta muy importante pensar en los beneficios que vendrán después.

2. Reemplaza el hábito con una conducta alternativa:

Cuando un hábito implica el uso de una parte del cuerpo, es muy útil tratar de ocuparla con alguna actividad alternativa para que sea incompatible con el mal hábito.

Ahora, es importante que entiendas que aunque esto implique hacer algo molesto o poco agradable a la vista, es un paso importante y muy esencial para erradicar la mala costumbre.

3. Sé consciente de todos los detalles relacionados con ese mal hábito:

Para detener un mal hábito hay que ser consciente de que lo tienes y de que solo tú eres capaz de eliminarlo. También es importante entender qué es y cómo funciona ese hábito que se desea eliminar.

4. Diseña estrategias para ayudar a detener el hábito:

Al ya haber identificado tu mal hábito, puedes estar atento y saber en qué momento eres más propenso a desarrollarlo nuevamente. En ese instante, debes diseñar una estrategia para frenar ese comportamiento de una vez por todas.

5. Persiste en ser consistente y hacer el seguimiento del progreso:

La consistencia y persistencia son las dos medidas más importantes que debes tener en cuenta si de verdad quieres eliminar el mal hábito. Si trabajas duro la primera semana, pero luego aflojas, no conseguirás erradicarlo.

6. Aprende a manejar los lapsos

Los hábitos tienen tendencia a repetirse hasta tanto no estén completamente eliminados. Esto se debe a que son automáticos y tienden a resurgir. Por lo tanto, tendrás que hacer un gran esfuerzo para romperlos completamente y evitarlo.