¡Hola! ¿Sabías que día a día puedes estar creado hábitos perjudiciales en tus hijos que los conducen a la pobreza? Así es, y si no sabes controlarlos, lo más probable es que termines dañando su vida.

Pero no te preocupes, hoy voy a enseñarte en qué es lo que estás fallando para que puedas mejorarlo y hacer que tus hijos sean, en un futuro, las personas más exitosas del mundo. Presta mucha atención. Quédate hasta el final y comenta. 

1. No les enseñas a ahorrar:

¡Amigo!, si no enseñas a tus hijos a cultivar hábitos financieros, estas cometiendo un grave error con ellos. Lo mejor es que desde muy chicos aprendan el fino arte de ahorrar. Verás como al final te lo terminará agradeciendo.

2. No les enseñas a fijarse objetivos:

Si dejas que tu hijo vaya por ahí divagando sobre qué hacer o no, simplemente no lo estás enseñando a plantearse metas claras. Recuerda que como padre tu deber es guiar y enseñar, así que busca aclararle el panorama a tu hijo con los objetivos.

3. No les enseñas a comer saludable:

Mi amigo, si tú tienes hábitos pocos saludables a la hora de alimentarte, lo más probable es que estés creando esta mala costumbre a tu hijo. Lo más recomendable, es que le enseñes a llevar comidas balanceadas que no compliquen su salud a futuro.

4. No les enseñas a ayudar en las tareas domésticas:

Todo parte de la casa, y si no te mantienes enseñando a tu hijo las cosas básicas, solo estás creando el mal en su vida. Enséñale desde muy chico que no solo tiene derechos, sino que además tiene el deber de tender su cama y ayudar en el hogar.

5. No los enseñas a tomar decisiones:

Las decisiones nos cuestan a todos, pues ellas definen los resultados de nuestra vida; sin embargo, si te dedicas a enseñar a tus hijos las fases de tomas de decisiones, lo conducirás al éxito; si no lo haces solo lo llevarás al fracaso.

6. No les enseñas a socializar:

Los seres humanos somos seres sociales, pero a veces sin querer llevamos a nuestros hijos a ser asociales. Lo más prudente es que como padre, intentes que tu hijo socialice y lo motives a que deje entrar a su vida a muchos amigos.

Por último, quiero que sepas que al principio puede que no sea fácil implantar estos nuevos hábitos, pero al final valdrá la pena y ellos mismos después van a agradecertelo. ¡Inténtalo!

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)