¡Hola! Si eres de esas personas que, por una razón u otra, le encanta dejar las cosas para después sin pensar en las consecuencias que esto podría traerte, déjame decirte que eres un procrastinador.

Pero no te preocupes, hoy te tengo una gran noticia, esta pequeña pero muy importante manía que tienes, puede ser resuelta ahora mismo. Solo debes prestar mucha atención a los siguientes consejos que ahora voy a darte. Quédate hasta el final y comenta. 

1. Aprende a reconocer el estímulo que te lleva a procrastinar: 

Fuente: Pinterest.com

Lo primero que debes entender, mi querido amigo, es que si procrastinas es porque hay algo que lo genera. Por ejemplo, puedes procrastinar por miedo o por simplemente estar haciendo cosas que te causen mucho aburrimiento.

Lo cierto es, que a partir de ahora debes vigilar muy bien aquello que genera lo que te hace dejar las cosas para después, ya sea flojera, falta de energía o lo que sea; lo importante es que lo identifiques y vayas al siguiente paso.

2. Aísla tu rutina:

Una vez hayas identificado que es aquello que te hace ser un procrastinador, debes buscar la forma de aislarlo. Por ejemplo, si sientes miedo a hacer cualquier cosa, piensa cómo puedes remediarlo. Esto hará que ataques tu problema desde la raíz.

3. Identifica tu recompensa: 

Fuente: ImpressPages.lt

Ser procrastinador muchas veces se debe a la forma en que nos sentimos cuando dejamos de hacer las cosas que deberíamos. Por ejemplo, podemos sentirnos muy bien al no hacer cosas que requieren mucho trabajo o esfuerzo.

Si esto te pasa es hora de cambiar, pues estas destinado al fracaso si continuas. Una buena forma de hacerlo, es pensando en cómo te sentirías haciendo eso que tanto te cuesta, con esto comprenderás que la recompensa será el doble de lo que imaginas.

4. Expón tu creencia: 

Mi amigo, las creencias nos definen ya que en ellas están basado muchos de nuestros hábitos. Por esta razón, es prioridad que sepas identificar cuales son tus creencias más fuertes, pues esta va a ser la única manera de que acabes con tus malas prácticas.

5. Sustituye por una mejor rutina: 

Fuente: WhitProuty.com

Una vez que hayas realizado cada uno de los pasos anteriores, es hora de dar un paso al frente en tu vida y la forma de hacerlo es cambiando por completo la rutina que llevas cada día. Hacerlo quizá no sea tan fácil al principio pero valdrá la pena.

Dejar de procrastinar es lo mejor que puedes hacer por ti, aunque esto conlleve a un enfrentamiento directo con tus más profundos miedos y creencias. Solo inténtalo y comprenderás cuanto puede ayudarte. ¡Éxitos!

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)