¡Hola amigo! Sé que a veces terminamos nuestro día teniendo el deseo de haber hecho mucho más, sin embargo, a veces aunque lo intentemos terminamos cayendo en lo mismo, sin cumplir con este objetivo.

La buena noticia, es que esto no tiene que ser así siempre, hoy vas a tener la oportunidad de aprender ciertos hábitos, que pueden volverte más productivo y hacer que puedas tener más tiempo cada día. Quédate hasta el final y comenta.

1. Limpia tu escritorio: 

Fuente: videoblocks.com

¡Amigo!, una de las cosas que he aprendido en los últimos años es que el orden es el padre de las cosas bien hechas, en este sentido, he comprendido que a pesar de que la creatividad parte del caos, no es esta la mejor aliada para cuidar nuestro tiempo.

Cuando somos desordenados, por norma general, tendemos a no trabajar en lo que verdaderamente es prioritario; esto pasa debido a que no podemos estar concentrados en un cosa, por estar pendiente de varias a las vez. Así que, ¡mejora tu desastre!

2. Trabaja menos: 

Sé que suena un poco contraproducente, pero el hecho de que trabajes más no significa que lo hagas mejor. Nuestra productividad está más relacionada a cómo manejamos el tiempo, así que aprende a utilizarlo bien entre descanso y trabajo.

3. Quéjate:

Fuente: Juridipedia.com

Es un poco extraño que ahora mismo esté tocando este punto contigo, sin embargo, no es algo que haga el azar. Es cierto que la queja en gran medida nos hace daño, pero esto pasa más que todo cuando no la sabemos usar bien.

La queja bien utilizada sirve para aumentar nuestra productividad, sobre todo cuando las planteamos de forma congruente para mejorar y aportar. Trata de que estás siempre vayan bien dirigidas y que transmitan cosas positivas.

4. Planifica el día siguiente en los últimos 15 minutos del día:

Llegar, trabajar y culminar nuestra labor de la mejor manera es algo excelente, pero lo que hará que esto pase, es tener una buena planificación. Cada día, antes de irte a casa, saca un tiempo para repasar lo que has hecho y preparar las tareas para el día siguiente.

Con esto lograrás no perder tiempo al empezar el siguiente día e irás al grano inmediatamente en cada asunto. La clave siempre va a radicar en cuan enfocado estés y en el compromiso que tengas para ser lo más productivo posible.

5. Aplica descansos de 5 minutos cada 25-30 minutos:

Fuente: dissolve.com

Estar concentrados todo el tiempo sin ni siquiera descansar un poco es una tarea bastante difícil. Sé que tus días son y serán agitados, pero aunque las tareas sean muchas procura tomarte 5 minutos de descanso cada franja de 25 minutos.

En fin, ser productivo o no, solo está en tus manos. Recuerda que somos seres de hábitos y si optamos por llevar los mejores, los resultados van a cambiar maravillosamente. Sigue estos consejos y verás como todo fluye. ¡Éxitos!

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)