¡Hola amigo! No se puede negar que la perseverancia es uno los pilares necesarios para ser exitoso, quizá por eso es que cada día conozco más historias que me lo comprueban.

Romnick Blanco, es el hijo de un granjero pobre y es el protagonista de una de ellas. Su vida es un ejemplo de superación y estoy seguro que va a impactarte. Presta atención. Quédate hasta el final y comenta.

Séptimo de nueve hijos cada día debía cruzar un río peligroso para poder estudiar:

Romnick es un joven filipino que soñaba tener una vida mejor. Sin embargo, al vivir sumergido en la pobreza, todo lo que deseaba parecía imposible de lograr. ¡Pero eso no fue suficiente para detenerlo!

Fuente: Legendy.com

La única forma de salir de pobre era actuando, por ello, cada día se esforzó por ser excelente en su escuela, a la que solo podía llegar luego de recorrer varios kilómetros y cruzar un río muy peligroso.

Él sabía que la educación era la única salida ¡y vaya que lo fue!

Luego de muchos esfuerzos Romnick fue recompensado de forma grandiosa. Una fundación llamada «Green Earth Heritage» que ayuda a niños campesinos pobres, empezó a darle apoyo y desde allí todo cambió.

Obviamente esto se lo ganó gracias a su inteligencia, y poco a poco fue aprovechando las oportunidades que se le daban, como el acceso gratuito a clases de computación e inglés.

Pronto llegó a dominar sus asignaturas y conseguiría hacerse con una beca importante

Fuente: temnaweb.com

Gracias a la responsabilidad y el compromiso implacable de Romnick, la fundación le otorgó una beca en la Escuela Internacional de Manila, donde posteriormente se graduó en el año 2017.

Pero lo que pasó luego … ¡fue increíble! El sueño de aquel chico pobre se había materializado, pues consiguió ser becado por la Universidad de Harvard, una de las casas de estudios más prestigiosas del mundo.

Satisfecho con lo logrado Romnick ha expresado:

Fuente: misteriosdouniverse.com

«Esta bendición asombrosa que he recibido será vista por muchos como un logro, pero siendo muy honesto, creo sinceramente que lo que me pasó no fue nada menos que un milagro».

Aunque Romnick lo considere como un milagro, el éxito siempre llega a aquellos que se encuentran buscándolo; así que no es casualidad lo que logró. Toma su ejemplo y lucha por lo que quieres, si lo haces, ten por seguro que llegarás muy lejos.

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(Y.F)

Fuente: bles.com/misteriosdouniverso.com