¡Hola! ¿Sabías que la película “En Busca de la Felicidad” está basada en hechos reales? Asi es, y el tan afamado Chris Gardner representado por Will Smith, fue una persona que tuvo que construir el éxito de a poco con mucho esfuerzo.

Hoy voy a contarte un poco más de la historia real, y comprenderás por qué Chris soportó vivir tantas malas situaciones y salir adelante. Presta mucha atención. Quédate hasta el final y comenta. 

Fuente: Terglog.com

Con solo 27 años Gardner tuvo que pasar una de sus peores rachas:

Tal como se ve en la película «En busca de la felicidad», Chris Gardner tuvo que pasar una muy mala racha en su vida. Su esposa lo abandonó por no poder cubrir los gastos del hogar, dejándole consigo a su hijo Chris Jr.

Gardner y su hijo llegaron a dormir donde les tomara la noche:

La mala racha de Chris se extendió más de lo que él hubiera querido, tanto así que se vio obligado a dormir en los baños de las estaciones de trenes, en refugios de iglesias y hasta en parques. Asi mismo, tuvo que comer en sitios de beneficiencia.

Solo Gardner y su pequeño saben lo mal que la pasaron en ese momento, y lo peor de todo, es que no fue un día, ni dos, ni siquiera semanas o meses, sino todo un largo año.

Pero… ¿Por qué Chris soportó todo esto?

El pasar por una mala circunstancia hacía que Chris tuviera más esperanzas de salir adelante que cualquiera, y antes de apostar por algo seguro, él decidió arriesgarse por lo que sin dudas le cambiaría la vida.

Chris había conseguido ingresar a un programa que capacitaba a nuevos corredores de bolsa. Esto lo hizo gracias a lo que había visto a las afueras de la firma Dean Witter Reynolds (DWR), donde pudo ver gente que parecía no faltarles nada.

Luego de vivir un año entero rodeado de carencias, de pasar hambre y frío en las calles, Chris Gardner, logró hacerse con el puesto de la referida firma, y allí, justamente allí, pudo experimentar lo que fue una cambio en su vida a 180 grados.

Una historia de éxito y superación:

Lo que hizo Chris no fue sencillo, pero él sabía que no tenía opciones, era ganar o ganar, por eso se entregó en cuerpo y alma para conseguir ese puesto. Él sabía que el hambre y el sufrimiento de su hijo, no podían quedar en vano.

Él sabía que tenía que ser cada vez más fuerte, debía tener más disciplina y sacar fuerzas de donde no las había para poder acabar con ese periodo de sequía, que había hecho que la vida de él y su hijo estuviera en aprietos.

Asi que, aunque sientas que ya no puedes más, que estás pasando por una mala racha y que la vida está siendo muy cruel contigo ¡Lucha! Ve con todas tus fuerzas a demostrar que te mereces lo mejor y verás que la vida va a recompensarte.

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)