¡Hola! La vida es efímera, un día podemos estar sin nada, y otro simplemente estar rodeado de todo eso que algún día soñamos. Sin dudas, esto es algo que sabe muy bien Alireza Beiranvand, un chico soñador que nos inspira con su historia.

Muchos quizá lo recuerden, pues él fue figura para su país en el Mundial de Rusia 2018 deteniendo un penal a Cristiano Ronaldo; sin embargo, pocos saben lo que este joven pasó para llegar a cumplir tal hazaña. Quédate hasta el final y comenta. 

Alireza tuvo que trabajar de pastor y abandonó su casa en busca de una oportunidad en un equipo profesional de fútbol:

Fuente: www.varzesh11.com

La historia de Alireza es un caso impresionante, él no solo trabajó de pastor, sino que llegó a lavar coches, ser pizzero y hasta llegó a dormir en la calle luego de huir de casa persiguiendo su sueño.

Nadie podría imaginarse que el portero que representaría a la selección de Irán en el Mundial y de paso le atajaría un penal a una estrella mundial del fútbol como Cristiano Ronaldo, es un hombre que ha pasado por las más oscuras noches.

Cuando Beiranvand abandonó su casa solo lo hizo con un propósito, triunfar en el fútbol:

Las esperanzas de este chico reposaban en el fútbol y en la pasión que este deporte le causaban. Fue justo eso lo que le llevó alto, pues en su viaje a la ciudad de Teherán en busca de oportunidades, conoció a Hossein Feiz entrenador de un equipo local.

Fuente: jamejamonline.ir

Fue así como consiguió lo que tanto esperaba y se unió a las filas del equipo de Hossein. Al principio nada fue fácil, él no contaba con nadie y no tenía techo ni cama en donde dormir.

Después de muchas noches frías Alireza tuvo algo de respiro: 

La desesperación del jugador iraní le llevó a dormir a las puertas del estadio de su equipo, siendo confundido muchas veces por un mendigo. Sin embargo, el club al entender su situación, le habilitó una habitación y así acabaron las noches frías.

Para poder mantenerse Alireza tuvo que trabajar, pero poco a poco fue logrando que todo marchara mejor en su club. Sus grandes actuaciones le llevaron a hacerse con la titularidad en la selección de Irán y con ella logró cumplir uno de sus sueños.

Fuente: khabarvarzeshi.com

Desde el inicio de la competencia internacional Beiranvand se hizo figura, teniendo una actuación especial ante Marruecos, pero hubo algo que marcó su mundial, y fue detenerle un penal a Cristiano Ronaldo. ¡Una gran hazaña para él!

Sin dudas, este hombre es un gran ejemplo y todo un Super Humano. Espero que te haya gustado su historia y tengas claro que todo es posible siempre y cuando creas en ello.

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)

Fuente: mundodeportivo.com/laprensa.hn