¡Hola! Solo aquel que ha sido traicionado sabe lo es sentir ese dolor tan amargo y desagradable; sin embargo, de todo dolor o de todo fracaso, hay pequeñas cosas que nos quedan para el aprendizaje

En este sentido, quiero que prestes mucha atención a las siguientes lecciones, la cuáles te ayudarán a jamás volver a permitir una traición en tu vida. Toma nota de ellas. Quédate hasta el final y comenta.

Fuente: Enamorame.me

1. Las traiciones no son tu culpa:

¡Amigo!, cuando nos traicionan muchas veces tendemos a vernos a nosotros mismos como responsables, pero no, al final terminamos comprendiendo que las  traiciones solo tienen que ver con el egoísmo del que nos engaña.

2. El amor no es suficiente:

Tú y yo sabemos las cosas que la traición puede enseñarnos, pero lo más doloroso, mi querido compañero, es tener que entender que que el amor nunca termina siendo suficiente.

Para una relación se necesita trabajo, sacrificio y respeto; sin embargo, no es que quiera decir que el amor no sea poderoso, ¡vaya que lo es! Pero no es lo único que necesitas para hacer sobrevivir tu relación.

3. Te das cuenta de lo fuerte que eres en realidad:

Sí, sé que una vez te han apuñalado por la espalda es difícil a ser el mismo, ¿pero sabes qué? En ese preciso instante te das cuenta, que solo te han dañado un poco, pero no te han dejado muerto, es decir, Te dejaron herido… pero jamás roto.

4. La confianza es lo más importante en una relación:

Cuando ya has pasado por la desazón de la traición, comprendes que nunca habrá nada tan importante como la confianza, y que una vez esta se ha roto, simplemente fracasas. Aprendes que esto es el ingrediente clave para el “vivieron felices por siempre”.

5. Sabes que puedes darte otras oportunidades:

Todos los que hemos sido traicionados, sabemos con certeza que siempre habrá alguien que esté dispuesto a querernos; por tanto, no hay nada de malo en dar segundas oportunidades, siempre que sepas que corres el riesgo de sufrir nuevamente.

6.  Los amigos son el mejor remedio para el alma:

Un amigo verdadero, es un compañero fiel. Una vez somos engañados entendemos de su gran valor. Así que jamás dudes de tener en tu vida a esos compañeros fieles que siempre te acompañan.

7. No importa cuán grande sea el dolor que sientes hoy, mañana sólo será un recuerdo:

Vale, es verdad, fuiste traicionado… pero la vida pasa y pasa; así mismo va a suceder con este amargo momento para ti. No te culpes más y verás que esto mañana solo será un recuerdo de algo que te hizo crecer mucho. ¡Animate! ¡Hay una vida que vivir!

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)