¡Hola! Si algo me ha quedado claro con el tiempo, es que la vida siempre te da una nueva oportunidad, pero que solo está en nosotros saber recibirla con los brazos abiertos. Ademas de ello, también he comprendido que jamás es demasiado tarde.

Precisamente esto lo puede decir Luisa Valencic Ficara, una mujer que a pesar de contar con 87 años de edad ha dejado sorprendido al mundo con su historia de superación. Hoy te invito a inspirarte con ella. Quédate hasta el final y comenta.

Luisa sorprendió a todos al recibir el título en Nutrición del Centro Universitario Padre Anchieta:

Fuente: Ciesp.com

Después de pasar la barrera de los 80 años, Luisa sentía que su vida no tenía sentido, su marido había partido de este mundo al igual que su hermana, quien había sido también una gran acompañante en su vida.

Sin embargo, esto fue lo que precisamente le hizo reaccionar, ella supo que su vida debía cambiar de rumbo y, según sus propias palabras, ella no podía más “”quedarse en casa durmiendo”.

Así fue como empezó su travesía en esta nueva aventura:

La primera vez que entró en su aula de clase, no solo fue extraño para ella, también lo fue para sus compañeros quienes no pudieron evitar sentirse sorprendidos ante la notoriedad de su edad.

Fuente: institucional.anchieta.br

Sin embargo, esto no fue obstáculo para ella, ya que después de un tiempo y mucha dedicación, Luisa les demostraría de toda su capacidad y determinación para concluir de forma estupenda aquello que había empezado.

Después de haber completado sus 87 años, recibió el grado sueño:

Por supuesto que para Luisa no fue fácil el camino, pero ella jamás pensó en rendirse y tirar la toalla. El período de su curso duró 6 largos años, pero el esfuerzo bien valió la pena, ya que al final pudo conmemorar su victoria. 

Lo más sorprendente de su hazaña es que al no saber como manejar una computadora, escribió el trabajo de conclusión de curso todo a mano, lo cual fue un reflejo claro de su determinación y fortaleza. 

Fuente: correionews.blog.br

Después de haber logrado esto, Luisa fue ovacionada por aquellos que presenciaron su esfuerzo. Todos se sintieron inspirados por aquella mujer de “cabellos blancos” que no se rindió hasta conseguir su meta.

Sin dudas, Luisa, es todo un Super Humano, la cual nos demuestra que con perseverancia, esfuerzo y, sobre todo, con una gran determinación, podemos lograr todo aquello que queramos. Espero que te hayas inspirado su historia.

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)

Fuente: inspiradornews.com.br/curtamais.com.br