¡Hola! ¿Sabías qué, Dwayne Johnson, mejor conocido como «THE ROCK», tuvo que pasar grandes retos antes de convertirse en lo que es hoy día? Así es, pero cuando te hablo de grandes retos, hablo de los peores de todos.

Y es que este famoso actor, no siempre tuvo el privilegio de tener el dinero suficiente para cumplir sus metas. Él es un luchador de la vida, y la historia que hoy te narraré, te lo terminará demostrando. Quédate hasta el final y comenta. 

Fuente: Fitfait.com

Al solo cumplir 23 años y no tenía ni dónde caerse muerto:

Esto es algo difícil de creer, sobre todo cuando actualmente este hombre es uno de los actores mejores pagados de hollywood, pero la verdad es que el famoso «The Rock», tuvo que pasar las de «Caín» en sus inicios. 

¡Imagínate!, él dormía en un colchón que se había encontrado en la calle, eso demuestra el nivel de carencia que tuvo que padecer a esta edad. Sin embargo, eso no fue todo, Johnson tuvo que vivir la desazón de ser dejado por su novia. ¿¡Terrible no crees!?

La historia no acaba allí, el sueño de la roca era ganarse la vida como jugador de fútbol americano profesional, pero su entrenador terminó frustrando esto diciéndole. “No eres lo suficientemente bueno”. 

Dwayne llegó a culpar a su padre de su precaria vida:

La roca nunca tuvo devoción especial por su padre, el luchador Rocky Johnson, pues él decía, que gran parte de sus problemas eran debidos a la poca responsabilidad de este para con su crianza y formación.

Aun así, Dwayne tuvo que ceder y recurrir él para que le ayudase y le llevara a casa. Mientras iban en camino Johnson abrió su cartera. Tenía solamente siete dólares. Eran todos sus ahorros.

Y allí, justo en ese momento, tomó una gran decisión:

Él dijo: “tengo 7 dólares en mi bolsillo y sé dos cosas: que estaba quebrado como un carajo y que algún día no lo estaría”. ¿Maravillosa afirmación verdad? Y claro está que lo logró, pero su camino no seguía siendo el mejor de todos.

«The rock», no tuvo más remedio que empezar en el negocio de las luchas junto a su padre, y en dónde tenía que, literalmente, matarse por 40 dólares cada noche. Eso si, él luchó en cada entrenamiento por ser el mejor, y eso precisamente es lo que lo ha llevado al triunfo.

La disciplina y la perseverancia, dos de sus armas más poderosas para salir adelante:

Su empeño, su garra y su fortaleza lo llevaron alto. Hoy por hoy es uno de los actores mejores pagados del mundo y todo se ha debido a su dedicación y entereza.

Asi que, superhumano, Dwayne es un claro ejemplo de que todo es posible. Fíjate en él y camina siempre hacia adelante con fuerza. Verás como con el tiempo vas a ser recompensado. ¡Ánimos!

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)