¡Hola Amigo! Todos sabemos que el amor de una madre es incondicional, y que a la hora de cuidar a sus hijos, no importa el tamaño, la edad o las condiciones en las que se encuentren.

La historia de hoy deja eso demostrado, pues la protagonista de ella, no dudó en mudarse al mismo asilo de su hijo para acompañarlo y cuidarlo. ¡Los detalles te sorprenderán! Quédate hasta el final y comenta.

Fuente: TPI.com

Ada Keating es una mujer que ha demostrado que el amor de madre es infinito. Ella con 98 años y su hijo Tom Keating con 80, han forjado un lazo inquebrantable que ni siquiera la edad puede romperlo.

Y es que Tom a pesar ser el hijo mayor de Ada jamás se casó, y vivió con ella hasta que decidió mudarse al asilo Moss View en Huyton, Inglaterra, donde le podrían dar todos los cuidados adicionales que él necesitaba.

¡Esto conllevó a que la madre tomara una gran decisión!

Luego de que Tom se mudara al asilo, Ada no pudo soportar el hecho de tener a su amado hijo tan lejos, por lo que decidió registrarse en el mismo asilo para cuidarlo por sí misma ¡Algo muy conmovedor!

Fuente: repubblica.it

Desde que decidió hacerlo Ada ha impactado a los cuidadores del asilo, pues le sorprende ver como sigue cumpliendo con su rol de madre cada día. Tom ha dicho que incluso a veces le reprende:

«A veces ella me dirá: «¡compórtate!», pero es muy buena cuidando de mí». Contó el hombre.

Es cierto que Ada es una persona mayor al igual que Tom, sin embargo, ella siente que el trabajo aún no ha acabado para ella, y por ello piensa demostrarle todo su cariño y dedicación hasta el fin de su vida.

Fuente: lanetadurango.com

El amor es recíproco, Tom siempre está atento a su madre y se puede decir que en el asilo los consideran como los «inseparables», pues el cariño que se dedican cada día es algo mágico, según cuentan los cuidadores.

De esta historia podemos sacar varias conclusiones. Una de ellas, y la más obvia quizá, es que no importa el tiempo o la edad, una madre siempre será una madre y hay que valorarla por ello.

Y la otra, es que no importa que pase o cuanta energía nos quede, siempre que queramos hacer algo con el corazón, tendremos fuerza en sobreabundancia para lograrlo. Por eso es que Ada ha demostrado ser ¡Toda una Súper Humano!

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(Y.F)

Fuente: apost.com