Si de algo estoy seguro, es que la única manera de lograr éxito es ser agradecido, pero… ¿realmente todos conocen bien este concepto? Lamento decirte que no, pero a su vez, te doy una gran noticia: «PUEDES APRENDER A HACERLO»

Y es que la gratitud, también puede mejorarse con la práctica. Obviamente, existen puntos importantes que debes tener en cuenta para lograrlo. Por ello, en este día te voy a enseñar los más importantes. Quédate hasta el final y comenta. 

Fuente: vivacesaude.com.br

1. Comienza una pestaña de notas de «Esfuerzos increíbles»:

¡Amigo!, desde el principio quiero ser muy claro contigo, odio a las personas que dejan de esforzarse porque no tienen suficiente refuerzo positivo para el trabajo que realizan. ¿pero sabes por qué lo hago? PORQUE YO FUI UNO DE ELLOS.

Y no me da verguenza aceptarlo, pero lamentablemente, esto me condujo por caminos equivocados. ¿Y sabes qué? No quiero que tú pases por lo mismo. Para ello, te daré una gran solución, que créeme es muy simple.

Lo que harás es comenzar una pestaña de notas, en donde anotarás tus increíbles esfuerzos. Poco a poco, verás como tu mismo te sientes agradecido por hacer lo que las personas menos motivadas no harían, y te sentirás fortalecido.

2. Crea una lista de elementos no negociables diarios:

Hay algo que he notado mucho a través de los años, y es que muchas personas dicen practicar el agradecimiento casi a diario. Pero yo me pregunto, ¿Acaso sentarse a solo practicarla te hace verdaderamente serlo?  ¡Por supuesto que no!

Y es que, es algo obvio; la práctica nunca será efectiva si no estás moviéndote para que las cosas sucedan, ¿o cómo crees que darás lo mejor sin saber qué es lo haras? Mi solución es que realices una lista de objetivos diarios no negociables.

¿A qué me refiero? Pues, a que si quieres algo, debes estudiarlo, buscarlo y analizarlo para avanzar hacia ellos sin excusas. Luego, estarás agradecido por las cosas que vendrán, porque sabes que lo has hecho todo para que lleguen.

3. Haz que alguien te haga responsable de tus esfuerzos:

Si lo piensas cuando no actúas, no estás afectando a nadie más que no sea a ti mismo, ¿cierto? Pero… ¿qué sucede cuando existe alguien que está tan interesado mucho en ti no está dispuesto a aceptar tus excusas baratas?

En este momento, tus justificaciones empiezan a hacerte sentir dolor. Pero créeme amigo, esto sin dudas va a ayudarte. Cuando pienses en abandonar algo, esa persona aparecerá en tu cabeza, y pensarás: «¿Qué voy a decirle si no lo hago?».

Ese pensamiento no se sentirá bien, y ahí es cuando encontrarás la motivación para hacer lo que debes sin volverlo una excusa. Por tanto, si quieres llevar tus esfuerzos al siguiente nivel, haz que alguien te haga mantener responsable.

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)