¡Hola! ¿Sabes verdaderamente por qué te masturbas o por qué eres impulsivo y ansioso? Aunque no creas todo tiene que ver, pues aparte de ser cosas muy dañinas solo demuestran lo infeliz que eres.

¿Te sorprende? ¡Lo entiendo!, pero esta es una cruda realidad. Por ello, voy a mostrarte algunas de las razones por la cuales debes dejar de masturbarte ahora mismo y puedas de verdad ser feliz. Presta atención. Quédate hasta el final y comenta.

Fuente: sex.te.es

1. La masturbación te genera adicción y no te deja cumplir tu misión de vida:

 Si, amigo mio, estoy seguro que tú hace mucho tienes una misión de vida, algo que en lo más profundo de ti, de verdad te hace ilusión, pero… ¿En qué es lo que estás fallando que no lo consigues? 

Pues precisamente en que solo estás buscando el placer inmediato de la masturbación, para olvidarte de que eso que anhelas necesita tiempo, cariño y sacrificio.

Y si, sé que es fácil evadir el reto y perder de vista lo que quieres, pero si te acostumbras a esto, olvídate de darle a tu mente y a tu cuerpo una verdadera dosis de éxito, o de lo que para ti sea el éxito.

2. Te llenarás de una interminable lista de adicciones que te terminarán consumiendo:

Este mal hábito diario, solo te hace olvidar de tu verdadero poder, ese que existe dentro de ti pero no recuerdas ¿Y para qué? Solo para dejar a un lado tu razón de ser e ir a masturbarte compulsivamente porque hace mucho que estás solo.

O quizá simplemente lo hagas para comer alimentos que deforman tu cuerpo y destruyen tu salud. Te pregunto ¿Cuánto más? ¿Qué tiempo invertirás en autodestruirte con malos hábitos como la masturbación?

Decide qué placeres prefieres, pero elige bien porque si lo haces mal, estarás gradualmente más solo, vacío y triste. Si tu elección es sabia, estoy seguro que podrás luego sentirte orgulloso de ti, e, incluso, vas a poder experimentar la felicidad verdadera.

¡Asi que desde ya empieza a frenar ese ímpetu!:

Y si, me refiero a que la próxima vez que desees masturbarte, comer mal o mentir, te controles. Evita este mal hábito, resiste, aguanta, eres más que eso. No sigas canjeando el éxito que deseas y te debes, por placeres tan bajos.

Si te escuchas bien a ti mismo, verás que tu alma solo está hambrienta de triunfos, de alegría, de cambios, de fortaleza y superación. Es decir, lo que en el fondo quieres es un éxito masivo e impresionante. ¡Asi que a por él! 

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)