¡Hola! ¿Alguna vez te has sentido motivado por acudir a hacer ejercicios y con el pasar de los días esta motivación desaparece? Si esto te pasa, lo entiendo, pues aunque a veces queramos ponernos en forma, la fuerza de voluntad nos falla.

Pero no te preocupes, todo tiene solución; para demostrarlo hoy voy a comentarte sobre algunas formas fantásticas de recuperar tu motivación y lograr tu objetivo con la pérdida de peso. Presta atención. Quédate hasta el final y comenta. 

Fuente: HoyEstado.com

1. Quítate la presión: 

¡Amigo!, la motivación tiene un curso natural, no tienes que estar con la idea de que debes mantenerte 100% motivado. Deja que todo fluya incluso si no tienes ganas de ir al gym, esto es totalmente normal y no te hace un fracasado.

Lo que debes hacer cuando esto suceda, es escaparte 1 o 3 días de tu dieta y rutina de ejercicios para recuperar tu estado anímico. Verás que con esto tu motivación volverá y no tendrás que andarla persiguiendo.

2. Ponte a prueba:

A veces es fácil querer tirar la toalla y dejar nuestro objetivo de perder peso a un lado, pero te pregunto ¿Si dejas de entrenarte no crees que perderías más? Al final del día te darás cuenta que no has logrado lo que te propusiste y te mantendrás igual.

Entonces, es necesario que te cuestiones, por ejemplo, cosas como la forma en que te sentirás en seis meses o en un año si paras tu plan ahora. ¡Imagínatelo!, vas a estar en el mismo lugar y te sentirás peor. Yo de ti, me lo pensaría muy bien.

3. Enfócate en las sensaciones no en los números: 

Casi siempre al querer bajar de peso nos enfocamos más en los números que en lo que verdaderamente estamos haciendo, es decir, te preocupas más por cuantos variante de ejercicios haces o cuánto peso debes perder.

Créeme, lo más importante no es eso; lo que te recomiendo es que empieces a concentrarte cómo te sientes y verificar cada uno de tus estados de ánimo luego de hacer ejercicio o comer una comida saludable. Eso te ayudará mucho.

4. Recompénsate: 

A veces nos centramos en recompensarnos solo cuando hayamos cumplido nuestra objetivo, pero desde hoy voy a sugerirte que cambies esto. Ahora mismo, lo primordial es que te enfoques en premiarte cada vez que cumplas tus metas pequeñas.

Haciéndolo tendrás menos probabilidades de fallar, pues aunque las las cosas se pongan difíciles, tendrás una buena motivación para cumplir cada paso que te hayas propuesto.

5. Actúa como si ya lo hubieras logrado: 

Imaginate que ya has perdido todo el peso que quieres y vive como tal. Recuerda que la vida es hoy, no esperes a ir a la playa una vez hayas perdido peso, vive tus deseos y metas ahora, y disfruta de ellas a lo largo del camino. ¡Ánimos!

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)