¡La productividad es la capacidad de una empresa que definirá si tiene éxito en el mundo de los negocios o si simplemente se quedará estancada en el más bajo nivel! por esto hay que conocer muy bien los procesos que realizamos en el trabajo, para salir adelante.

No podemos negar que una empresa es tan grande o tan productiva como sus trabajadores estén comprometidos con él objetivo principal, el cual es tener buenas ganancias y hacer De la empresa un buen lugar laboral. Quédate hasta el final y deja tu comentario.

Si una persona considerada líder quiere tener una buena productividad en su negocio tiene que tener en cuenta tres responsabilidades básicas que pondrán a valer a todo su equipo de trabajo.

Orientar a tu equipo, proteger a tu equipo, y poner orden en dicho grupo. son las responsabilidades que debe tener una persona que se considere líder y quiera aumentar la productividad en cualquier ambiente laboral.

Se espera de los líderes que clarifiquen las funciones y ofrezcan una visión general de lo que hay que hacer, que se aseguren de que el grupo o la organización no sea vulnerable en ningún momento y Sobrepasar las amenazas externas.

Hay que mantener siempre la estabilidad laboral de todos, Según cómo resumen los expertos, ya que todas estas cualidades y capacidades ayudan a fomentar un buen ambiente laboral entre los empleados, aumentando a su vez las ganancias.

Hay que tener en cuenta que todas las decisiones que tomamos a diario se traduce en mensajes que pueden ser captados por nuestra empresa, Según como dice Charles Duhigg, periodista experto en hábitos y productividad, quién deja una serie de directrices para las empresas.

play.google.com

1. «Gestiona el cómo, no el quién de los equipos. La seguridad psicológica surge cuando todos saben que pueden hablar más o menos en la misma medida y cuando cada uno de los miembros del equipo muestra que es sensible a lo que sienten los demás», sugiere.

Más que errores hay buenas y malas decisiones, pero lo más importante es que las haya, es decir, mostrar al grupo que existe confianza en ellos y en su potencial y criterio. Son pocas las decisiones que se toman de forma unilateral.

2. «Si diriges un equipo, piensa en el mensaje que transmiten tus decisiones. ¿Estás alentando la igualdad a la hora de hablar o recompensando a los que hablan más alto? ¿Demuestras que estás escuchando repitiendo lo que la gente dice y contestando a preguntas e ideas?

¿Muestras sensibilidad reaccionando cuando alguien parece contrariado o nervioso? ¿Haces gala de esa sensibilidad a fin de que otras personas sigan tu ejemplo?», plantea este autor.

Por más o menos responsabilidad o peso específico que tenga un empleado, seguro que tiene su punto de vista sobre lo que sucede a su alrededor, por lo que es una fuente de información a tener muy en cuenta.

3. «Las técnicas de dirección ajustadas y ágiles nos dicen que los empleados trabajan mejor y de manera más inteligente cuando creen que tienen más autoridad para tomar decisiones y cuando creen que sus colegas están comprometidos con su éxito», continúa este experto.

4. «Desplazando la toma de decisiones a quienquiera que sea la persona más cercana a un problema, los emprendedores aprovechan la experiencia de todos y hacen que aflore la innovación», plantea.

5. «Una sensación de control puede ayudar a la motivación, pero para que ese impulso genera ideas y soluciones, la gente tiene que saber que no se menospreciarán sus sugerencias y que no se les echarán en cara sus errores», concluye Duhigg.

Gracias Por Visitarnos Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Deja Tu Comentario.