¡Nuestros sentimientos nos definen, es por esto que si sentimos algo debemos decirlo en el momento! No hablar de ello puede hacer que enfermemos de manera drástica.

Cuando nos sentimos mal, o cuando estamos pasando por alguna mala situación, tendemos a quedarnos callados, lo cual es un grave error. Quédate hasta el final y deja tu comentario.

No debemos quedarnos callados, la mente es un órgano que necesita comunicarse con el exterior cuando algo no está funcionando bien, y en esto va incluido los sentimientos que nos guardamos.

Ya que somos seres muy comunicativos, debemos hacerle saber a nuestro entorno cuando algo no anda bien en nuestro cuerpo, hacer esto ayudará a que nuestra mente libere toda esa presión que siente cuando hay momentos difíciles.

freepik.es

Dime que te duele y te diré lo que tienes que decir

Nuestro cuerpo es sabio y habla, de ahí que hay que aprender a oír qué nos quiere decir, para, desde ahí, ir a la situación que nos produce malestar y curarla.

Conforme con la una parte del cuerpo donde se presente el signo, va a haber una explicación sensible para exactamente el mismo.

Estudios médicos han confirmado que podemos prevenir o, curar, si identificamos la situación o bien los sentimientos que nos bloquean a nivel sensible.

El dolor de cuello representa lo que no nos atrevemos a decir, el dolor en los tobillos el avance o bien la resistencia que mostramos en el momento de admitir una realidad.

Los inconvenientes estomacales charlan de la convivencia y de la habilidad para digerir las situaciones.

Otra una parte del cuerpo que recibe muchas de nuestras emociones es la espalda. Según especialistas, las molestias en la parte baja de la espalda generalmente reflejan preocupaciones económicas o bien sensación de falta de apoyo.

El resentimiento y las enfermedades físicas

Nuestra vida no es más que un reflejo de nuestro estado mental, si en nuestra psique hay paz, armonía y equilibrio, entonces nuestras vidas van a ser ser armoniosas, pacíficas y equilibradas.

En cambio si nos dominan los pensamientos desajustados, negativos, vengativos nuestra vida va a ser desequilibrada y en ese desequilibrio aparecen las enfermedades físicas.

La saña o bien el resquemor crónico son considerados un factor de peligro para sufrir alguna cardiopatía. Carsten Wrosch, de la Universidad de Concordia (Canadá), examinó la relación entre el resquemor y la calidad de vida.

Cuando esta emoción se abriga por demasiado tiempo, pronostica patrones de desregulación biológica, un óbice fisiológico que afecta al metabolismo, las contestaciones inmunes y las funciones de los órganos y de enfermedades físicas.

Cuando pensamos una cosa y afirmamos otra, sentimos una cosa y hacemos otra, no somos congruentes con nosotros mismos, por temor al rechazo, al abandono, a la crítica, o bien al juicio.

Gracias Por Visitarnos Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Deja Tu Comentario.