¡Cuando vemos a una persona rica pensamos que llego ahí por arte de magia, sin tomar en cuenta que el camino al éxito monetario siempre ha sido duro! es por esta razón que no debemos menospreciar a estas personas que han llegado a la cúspide financiera.

Si queremos ser como estas personas solamente tenemos que trazarnos un buen plan de vida, en donde tengamos como meta principal tener una holgadez económica que nos permita vivir de la mejor manera. Sigue leyendo y deja tu comentario.

En esta oportunidad te traemos 10 historias increíbles de personas que pasaron de no tener nada hacer Algunos de los multimillonarios más renombrados en el planeta, sigue al pie de la letra sus experiencias para que tomes como modelo su trabajo duro en tu vida.

Harold Simmons (fortuna: US 40.000 millones, conforme Business Insider).

Nació en mil novecientos treinta y uno en el pueblo de Golden, en Texas, U.S.A.. Medró en una choza sin agua, electricidad ni cloacas, y a fuerza de trabajo duro, consiguió que lo admitieran en la Universidad de Texas, donde consiguió un máster de economía

George Soros (Fortuna: US 20.000 millones). Nació en Budapest, con el nombre de Schwartz György.

De pequeño subsistió a la ocupación nacionalsocialista de Hungría y consiguió emigrar cara Inglaterra haciéndose pasar por el nieto de un funcionario público. De joven trabajó como mesero y empleado ferroviario para abonar sus estudios en la London School of Economics.

Leonardo Del Vecchio (Fortuna: 15.300 millones).

Nació en mil novecientos treinta y cinco en Milán, Italia, hijo de una madre viuda que como no podía sostenerlo a él y a sus 4 hermanos los mandó a un orfanato. De joven fue obrero en una planta automotriz, donde perdió un dedo trabajando sobre cristales.

logo24.pl

Francois Pinault (Fortuna: US d 15.000 millones).

Nació en mil novecientos treinta y seis en la comuna de Les Champs-Géraux, Francia, dentro de una familia de bajos recursos. Debió desamparar la escuela fatigado del hostigamiento al que era sometido por ser pobre.

Ralph Lauren (Fortuna: US 7.700 millones).

Nació en mil novecientos treinta y nueve en la ciudad de Nueva York, en una familia humilde del Bronx. Al poco tiempo de ingresar a la universidad se fue para enlistarse en el ejército.

Entonces comenzó a trabajar como vendedor en una tienda de ropa de hombres, donde comenzó a cuestionar la rigidez de las corbatas que se vendían entonces. A los veintiocho años se lanzó a diseñar y vender sus modelos, y en un año ganó quinientos mil de dólares americanos.

John Paul DeJoria (Fortuna: US 4.000 millones).

Nació en la ciudad de Los Ángeles, U.S.A., en mil novecientos cuarenta y cuatro. A los nueve años vendía tarjetas de navidad y periódicos en la calle para asistir a su familia a subsistir.

Mas la carencia de recursos forzó a sus progenitores a mandarlo a un hogar para pequeños pobres. Cuando salió ingresó a una pandilla y pasaba la mayoría del tiempo en la calle, hasta el momento en que ingresó en el ejército.

Kirk Kerkorian (Fortuna: US 3.900 millones).

Nació en Fresno, California, en mil novecientos diecisiete, dentro de una familia de origen armenio. Por las contrariedades económicas que encaraban, debió dejar la escuela y comenzó a boxear

Shahid Khan (Fortuna: US 3.800 millones).

Nació en Pakistán en mil novecientos cincuenta y dos y con mucho esmero consiguió emigrar cara USA. Para financiar sus estudios en la Universidad de Illinois trabajaba como lava copas en un restorán por uno con veinte dólares estadounidenses la hora.

Entonces empezó a trabajar en la fabricante de autopartes Flex-N-Gate, donde fue ascendiendo en el escalafón, hasta el momento en que se fue para fundar su compañía, Bumper Works.

Oprah Winfrey (Fortuna: US 2.900 millones).

Nació en mil novecientos cincuenta y cuatro en Misisipi, E.U., en una familia muy pobre. En su adolescencia ganó una beca que le dejó ingresar a la Universidad Estatal de Tennessee, mas su sueño era trabajar en los medios.

aesp.biz

Howard Schultz (Fortuna: US 2.000 millones).

Nació en la ciudad de Nueva York, en mil novecientos cincuenta y tres, y de muchacho fue mandado a un hogar para pobres. Merced a su talento para el futbol americano, consiguió una beca para la Universidad de Michigan del Norte, lo que le dejó conseguir un empleo en Xerox.

Entonces comenzó a trabajar en una cadena de cafeterías llamada Starbucks, que en ese instante no tenía más de sesenta sucursales. A los treinta y cuatro años llegó a ser CEO de una compañía que el día de hoy tiene más de dieciseis comercios en el mundo entero.

Gracias Por Visitarnos Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Deja Tu Comentario. 

Via: estrategiaynegocios.net