¡Hola amigo! Sé que estar sin trabajo no es algo fácil y que a la hora en que se nos da la oportunidad de tener uno, lo primero que deseamos es saltar y tomarlo sin importar lo que venga luego.

Sin embargo, esto no es algo positivo, por lo que hoy te he traído una serie de preguntas que debes hacerte antes de aceptar un trabajo, aun cuando estés urgido por conseguir uno. Presta atención. Quédate hasta el final y comenta.

Fuente: SalesUp!.com

1. ¿Tan mal estoy en mis finanzas para aceptarlo?

¡Amigo!, sé que nuestra primera necesidad para conseguir un trabajo es netamente financiera, pero sí la verdad no estás tan mal como piensas, no deberías aceptar algo que no te convence del todo.

Lo principal para ti debe ser que estés en un lugar donde puedas aprender, realizarte y, sobre todas las cosas, ser muy feliz. Si notas que eso que has conseguido no te lo otorga, entonces es mejor que busques otra alternativa.

2. ¿La compañía y mi puesto reflejan mis valores?

Fuente: fatosdesconhecidos.com.br

Nuestros valores y principios nos rigen, por lo tanto, si un trabajo no está apegado a ellos, entonces no deberías aceptarlo. Cuando tu decides estar en un lugar es porque allí te sientes bien, valorado y respetado; de lo contrario, no te conviene.

De igual forma, debes valorar si el puesto que te está ofreciendo la empresa va apegado a tus más puras creencias. Si no es así, aceptar el trabajo solo te traerá días amargos que no te agradarán para nada.

3. ¿Qué estoy dejando de lado?:

Un trabajo tiene que ser a la medida de lo que nosotros queramos en la vida, por tanto, es necesario que antes de tomar alguno, tengas claros tus objetivos y metas. Haciéndolo, podrás saber si te conviene o no estar allí.

4. ¿Qué dicen mis instintos?:

Fuente: twitter.com

Particularmente considero que la intuición es la mayor señal de inteligencia que puede tener un ser humano, saber utilizarla te puede guiar por los mejores caminos. Lo importante de tomar una decisión, es que te sientas bien y a plenitud.

Si tus instintos te marcan lo contrario, entonces trata de informarte bien para que no tengas dudas sobre el trabajo. Haciéndolo, podrás sentirte más tranquilo a la hora de hacer una sabia elección.

En fin campeón, tomar la decisión de aceptar un trabajo o no, es sumamente importante. Recuerda, que la mayoría de nuestro tiempo lo ocupamos laborando, por tanto, en tus manos está como pasar cada uno de tus días. ¡Suerte!

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)