¡Hola amigo! Sé que a veces nos cuesta saber cuándo es el momento adecuado para dejar ese trabajo que hemos tenido por tanto tiempo; sin embargo, debemos entender que la vida es demasiado corta para estar en un sitio equivocado.

Por esta razón, hoy he traído para ti algunas de las señales que pueden aclarar tu mente, y de esta forma, puedas comprender si estás listo para dejar ese empleo de una vez por todas. Presta mucha atención. Quédate hasta el final y comenta.

1. Tienes un plan una vez que dejas tu trabajo:

Fuente: pinterest.com

¡Amigo!, si llevas tiempo valorando la idea de irte del trabajo y tienes en tu mente uno o varios planes que puedan servirte a la de hacerlo, eso quiere decir que, de una forma u otra, ya te encuentras preparado para hacerlo.

2. Has ahorrado dinero para futuros negocios: 

Si llevas un tiempo ahorrando porque tienes aspiraciones empresariales, ya esta es una grandiosa señal para ti, pues esto significa que probablemente tengas la inversión inicial para iniciar un negocio propio y para tus gastos del día a día.

3. Eres capaz de viajar:

Viajar de cierto modo requiere una planificación que te permita cubrir los gastos financieros que se requerirán en el camino. Por esta razón, si ya sabes y eres capaz de hacerlo, lo mismo va a aplicar a la hora de asumir una planificación post-renuncia.

Fuente: mundoeol.net

Y es que, para saber si estás listo para dejar tu trabajo, es necesario que tengas en tu cabeza un plan bien estructurado de lo que vas a hacer. Algo similar a cuando planificas un viaje o unas vacaciones.

4. Tus deudas son manejables: 

Una de las cosas que debemos tener en cuenta antes de dejar nuestro trabajo, es el manejo de cada una de nuestras cuentas, ya que si tienes deudas importantes que cubrir debes revisar tus gastos e ingresos antes de renunciar.

Si lo haces y este balance resulta bastante positivo para ti, entonces no habrá problema en que emitas una carta de renuncia, toda vez que esto significará que tienes en orden todas tus cuentas.

5. Conoces tus gastos mensuales:

Si sabes todo lo que gastas de manera mensual, incluyendo las cosas de primera necesidad y las facturas mensuales que recibes, entonces puede que estés preparado para renunciar.

Eso sí, debes saber llevar el control de todas estas mensualidades antes de hacerlo, porque de lo contrario solo estarías cometiendo un error. Lo importante es que tengas todo bien pensado antes de que decidas marcharte.

En fín, si estás planeando dejar tu trabajo y tienes la mayoría de estas señales a tu favor ¡no esperes más!, es hora que des un paso adelante. Sin embargo, si ves que no tienes alguna de ellas, piensalo y analiza muy bien tu situación. ¡Suerte!

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)