¡Cuando entramos en un nuevo trabajo sólo esperamos que el ambiente sea el más agradable para poder ser muy productivo! Queremos que nuestro entorno laboral sea el más idóneo posible.

Las dificultades que suelen aparecer cuando nos rodeamos de colegas que suelen traer más problemas que soluciones, tornándose así en ambiente muy incómodo para realizar nuestras labores diarias. Quédate hasta el final y comenta.

Es muy importante que aprendamos a identificar todas esas señales o cosas en nuestro ambiente laboral que nos impiden tener una efectividad y productividad necesaria para sacar adelante la empresa.

Vemos como muchas personas alrededor del mundo no están totalmente felices con el puesto en donde trabajan, y gracias a esto son muchas las pérdidas que pueden generar en su entorno.

En esta oportunidad te traemos 8 señales que te indicarán que ese trabajo en el cual se está desempeñando no es el más idóneo para ti y qué debes buscarte un nuevo. Toma en cuenta estos consejos para que encuentres lo que te mueve

freepik.es

1. Falta de reconocimiento

Cuando consigues algo increíble ,no solamente para ti, sino más bien para tu empleador, absolutamente nadie dice “Gracias” o un “¡Buen trabajo!

No se trata de que cada labor que cumplas te lo deban dar las gracias, primero que todo, es tu deber, pero sí se trata de que cuando haya algo digno de reconocimiento, este verdaderamente se dé.

2. Ya aprendiste todo lo que pudiste ahí

Has aprendido todo cuanto hay para aprender en tu empresa. No hay sitio a donde ir y no hay forma de continuar acrecentando tus conocimientos.

Esto pasa y no tiene nada de malo aspirar un cambio. Al contrario, de no cambiar, no solamente te atascarías profesionalmente, sino también en tu desarrollo personal.

3. Tus contribuciones no son valoradas

No solo no te pagan conforme a tus habilidades y talentos, tampoco consigues recompensas emocionales que te estimulen o premien tu esmero.

4. El entorno de trabajo es pesado y hostil

Esa es una enorme razón para buscar otro trabajo. Es posible que la paga sea buena, pero si de manera continua estás rodeado de personas que te quitan energía, que te desacreditan y te limitan, no hay dinero que pueda ponderar eso.

freepik.es

5. Tienes ideas de qué manera prosperar el trabajo, mas no las toman en cuenta

Es esencial aclarar que este punto debe evaluarse con medida, no se trata que a la primera que des una idea y esta no sea cumplida, dejarás todo botado.

Se trata cuando este tipo de situaciones son frecuentes y donde no se toma en cuenta tu visión y competencias en un área para la que se supone fuiste contratado.

6. Los gerentes en tu empresa valoran las cosas incorrectas

Valoran más que hagan todo como afirman y las horas que un empleado que pasa sentado en una silla, ya antes que los resultados y las ideas renovadoras.

7. Por alguna razón todos te preguntan qué haces todavía ahí

Las personas con las que interaccionas fuera de la oficina te comentan, tal y como si se tratara de un secreto a voces: “No te ofendas, pero ¿por qué razón sigues trabajando allá? ¡Eres demasiado inteligente para ese trabajo!”

8. Algo te dice que debes seguir ahí

Algo en ti te alienta a buscar un cambio, a salir de tu zona de confort. Si esto te ocurre lo mejor es dejar de ignorar esa voz y hacerle caso a tu intuición. Te aseguro que no va a ser simple, pero valdrá la pena.