¡Hola! En el mundo existen dos tipos de personas, unas quienes lo tienen todo sin saberlo, y otras que aunque no lo tienen, si saben como aprovechar lo que la vida le ha regalado.

Este sin dudas es el caso de Celeste Moya, una mujer que luego de nacer sin brazos y piernas, se enfrentó a la vida como toda un guerrera con una voluntad inquebrantable. Presta mucha atención a su historia. Quédate hasta el final y comenta. 

Sin brazos ni piernas, celeste tuvo que vivir de forma diferente: 

Fuente: taringa.net

El inicio de la vida de Celeste no fue el mejor de todos, pues su condición casi le impide tener una familia que le apoyara. Sin embargo, sus padres nunca dudaron del amor que podían transmitirle y que con ellos el cariño no le faltaría jamás.

Su familia la crió sin restricciones, ella era una más y no había cabida para pensar que sufría alguna discapacidad. Celeste, como los demás, estaba siendo impulsada por su madre a superarse y crecer como cualquier ser humano.

Precisamente ser tratada como uno más fue lo que le hizo conseguir su pasión: 

A Celeste nada le impedía estudiar y haciéndolo fue que encontró su gran pasión: El arte. Su madre siempre había creído en la capacidad que tenía, por lo que le invitó a cursar clases de pintura en una sesión universitaria.

Fuente: lanacion.com

Desde allí todo cambió para ella, Celeste empezó a tener una pasión desbordante por el arte, y esto sería lo que le impulsaría a vivir una vida de aventuras extraordinarias que lo cambiaría todo para siempre.

Ella empezó a tener un crecimiento enorme: 

A pesar de su condición, Celeste empezó a avanzar a niveles insospechados, su carrera como artista plástica se consolidó y con el tiempo empezó a viajar por el mundo para conocer otros talentos y culturas.

Pronto sus bendiciones se extenderían aún más, ya que encontraría el amor y luego sería becada por el país de Suiza, gracias a su talento y a las maravillosas pinturas realizadas con óleos, acuarelas y otros más.

Hoy Celeste es un ejemplo de superación: 

Fuente: Twitter.com

Con el transcurrir de los años, esta fantástica mujer ha empezado a trabajar por los derechos de aquellos que sufren discapacidades, promoviendo la inclusión de estas personas al mundo, para que puedan llevar a cabo sus metas.

Sin dudas, su historia es un ejemplo de superación, la cual nos da muestra de que todos podemos encontrar nuestro lugar en el mundo si tenemos fe y confianza en que así lo haremos. Espero que te haya gustado.

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)

Fuente: lanacion.com.ar/lariojaesnoticia.com.ar