¡El estrés es uno de los peligros más inminentes al que están expuestas las personas en la actualidad! Debido a las altas tensiones a las que estamos sometidos en nuestro día a día.

Es por esto que debemos siempre tomar una pausa a nuestras labores diarias para reconocer las situaciones que nos causan estrés y erradicarlas. Quédate hasta el final y comparte.

Para nadie es un secreto que el estrés es una enfermedad ocasionada más que nada por las diferentes situaciones que pasamos en nuestra vida diaria, agobiante trabajo al que siempre estamos sometidos es una gran causa de este padecimiento.

A esto también se le suma la acelerada vida que llevamos no solamente en el entorno laboral, sino también en el personal, en donde se puede apreciar los problemas de pareja, o familiares, que en gran medida son Causantes de situaciones estresantes.

Son muchos los síntomas que el estrés puede manifestar en nuestro cuerpo, y en esta ocasión te traemos los más evidentes y más importantes que debes tener en cuenta para evitarlo y erradicarlo a tiempo.

mujerdigna.com
  1. Tensión excesiva y constante
  2. Dolor muscular
  3. Agitación
  4. Impaciencia
  5. Temblores
  6. Debilidad
  7. Fatiga, incluso después de realizar actividades simples
  8. Enojo
  9. Irritación
  10. Palpitaciones
  11. Sudor frío
  12. Diarrea
  13. Dificultades para dormir
  14. Falta de aire
  15. Vértigo
  16. Memoria débil
  17. Boca seca
  18. Escalofríos
  19. Hormigueo
  20. Caída del cabello
  21. Enfermedades de la piel

Consecuencias

A largo plazo, el estrés puede causar algunos problemas psiquiátricos, ataques de pánico y trastornos de ansiedad; insuficiencia en las glándulas suprarrenales, problemas de tiroides, irregularidades en el ciclo menstrual e incluso diabetes.

«Todavía no hay consenso sobre por qué una persona evoluciona del estrés a la enfermedad, pero las alteraciones hormonales que acarrea provocan repercusiones importantes», resalta la psiquiatra Elizabeth Zamerul Ally.

¿De qué forma calmar los síntomas?

De esta manera como ocurre con muchas enfermedades, la alimentación saludable, efectuar actividad física y mudar hábitos puede asistir.

Particularmente, dormir apropiadamente, desamparar vicios y también procurar sostener un equilibrio entre trabajo, familia y ocio.

La práctica de meditación y actividades relajantes como el yoga asimismo puede asistir. Si el individuo no consigue calmar este estado por su cuenta, es conveniente concurrir a sesiones de psicoterapia, para trabajar los inconvenientes.