¡Hola! Sin dudas, debe ser muy difícil para una persona, afrontar el hecho de que un familiar haya quedado en un coma indefinido y no saber si algún día ese ser que tanto amas volverá a hablar, pensar o moverse.

Sin embargo, para aquellos que tienen paciencia la vida le puede dar el mejor de los regalos. Tal es el caso de Martin Pistorius, un joven que dio la sorpresa a sus padres y salió del coma luego de 12 años. Su historia te sorprenderá. Quédate hasta el final y comenta.

Antes de caer en coma Martin era un chico inteligente y sin ningún problema de salud aparente: 

Fuente: Mirror.com

La vida de Martin siempre transcurrió de forma normal y, ante la mirada de todos, él era un chico sano y muy inteligente. Esta fue la razón, por la que cuando enfermo a sus allegados se le hizo tan extraño, sobre todo al ver que no mejoraba para nada.

Su estado poco a poco fue empeorando, de hecho llegó el punto en el que ya no se movía, ni hablaba y ya no podía mantener la mirada fija hacia otros. Los médicos no entendían su estado de y llegaron a pensar que se trataba de una meningitis criptocócica.

Para los padres de Martin la única opción era llevarlo a casa y esperar el desenlace fatal: 

Fuente: Lagacy.es

Los pronósticos nunca fueron los más alentadores para Martin y su familia. Aunque ellos ya estaban preparados para verlo morir, los días pasaron cada vez más y él seguía igual, allí sin moverse, pero sin morir.

Con el tiempo transcurriendo sus padres se acostumbraron a tener bañarlo, cuidarlo y llevarlo a diario a un cuidado mientras ellos asistían a trabajar. Ellos hicieron esta ardua labor durante doce largos años, sin ver un síntoma de mejora en su hijo.

Pero Martin ha explicado con sus propias palabras que siempre estuvo allí: 

“Si, yo estaba allí. No desde el principio pero después de dos años en estado vegetativo, empecé a despertar. Estaba al tanto de todo, al igual que cualquier persona normal…

Todo el mundo estaba tan acostumbrado a que no estuviese allí que no se dieron cuenta de que empecé a estar presente de nuevo. La cruda realidad me golpeó. Iba a pasar el resto de mi vida así, totalmente solo”. Dijo.

Sentirse así le ayudó a no darse por vencido:

Estar sentado en una silla y que le ignoraran hizo que Martin reflexionara sobre el hecho de no darse por vencido. Poco a poco fue ignorando las cosas malas que sucedían a su alrededor y empezó a tener más control mental sobre sus pensamientos.

Fuente: bles.com

Este esfuerzo tuvo su recompensa, pues en el año 2001 una terapeuta comenzó a notar que el cerebro de Martin existía actividad, por lo que le solicitó a sus padres que le hicieran la prueba cognitiva.

La prueba reveló que Martín en realidad no era vegetal:

Para sorpresa de todos, Martin casi siempre estuvo consciente de las cosas que sucedían a su alrededor y, luego de hacer la prueba, mediante un equipo especial pudo empezar a comunicarse con los demás.

Después de esto todo cambió, la mente de Martin cada vez se hizo más fuerte y pronto su cuerpo también lo hizo. Finalmente él pudo ver la luz al final del túnel y logró hacer cosas como otros y graduarse en la universidad.

Fuente: dailymail.co.uk

Ahora, después de mucho tiempo, Martin se ha casado y desea más adelante tener una familia con sus propios hijos. Su historia es increíble y nos demuestra que a pesar de cualquier situación negativa jamás debemos rendirnos. ¡Realmente inspirador!

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)

Fuente: bles.com