¡Debemos siempre estar pendientes de nuestra salud y de todo lo que conlleva su cuidado y su correcto mantenimiento! no podemos dejar que las rutinas diarias y el trabajo extenuante acabe por completo con nuestra sanidad, tanto mental como física.

Sobre todo cuando estamos en horas laborales, Qué es cuando más tendemos a descuidar nuestra salud, ya que estamos más que nada pendientes de cumplir nuestro trabajo a cabalidad para desarrollarnos profesionalmente lo más que podamos. Quédate hasta el final y deja tu comentario.

Fundamentalmente, diversos estudios han demostrado que la salud se ve severamente amenazada cuando las personas suelen trabajar de noche, ya que los últimos resultados han arrojado números alarmantes, en cuanto a personas que sufren enfermedades por estas horas nocturnas.

Esas repercusiones se ven más severamente reflejadas en las personas que trabajan en el sector de la salud, quienes por cumplir horas nocturnas en sus guardias deben permanecer muchas horas despiertas, en periodos de tiempo donde se supone que deberían estar durmiendo.

gruporivas.com.mx

Datos concluyentes

Por término medio, las enfermeras del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) trabajan cinco noches por mes. Ello, conforme el convocado estudio, provocaría una mayor mortalidad asociada al trabajo en turno a la noche, cuya tasa sería hasta un once por ciento más alta, si la situación se extiende a lo largo de cinco años.

Lo normal es que estos profesionales (médicos y enfermeros/as) se empiecen en el desempeño de sus carreras con turnos por la noche y guardas agotadoras, aspectos que patentizan no solo una mala organización del trabajo, sino más bien una escasa congruencia del sistema laboral y sanitario con la preservación de la salud.

El personal de enfermería del turno a la noche padece una ratio muy elevada de cáncer (prevalencia en torno al nueve por ciento ), enfermedades coronarias y úlceras gastrointestinales. La depresión hace mella en el doce por ciento de los profesionales, sobre la media de la población de España.

Otras enfermedades asociadas –sin hacer una lista pormenorizada- son perturbaciones circulatorias alergias, hemorroides, esguinces, ansiedad, jaquecas, epilepsia, etcétera Y no se puede olvidar el incremento del número de accidentes de trabajo y de la gravedad de exactamente los mismos.

Siniestralidad laboral

En dependencia de factores individuales, conducir un vehículo de vuelta a casa tras una guarda médica o bien un turno por la noche multiplica el peligro de forma peligrosa. Conforme Christopher Drake, científico del sueño del Centro de salud Henry Ford.

“cuatro horas de sueño (la mitad de lo que se considera normal) “producen un deterioro afín a tomar 6 cervezas”. “Una noche entera sin dormir equivale al deterioro de un nivel de alcohol en sangre de 0,19”, advierte Drake.

El mayor número de accidentes laborales entre el colectivo sanitario se genera entre las veinticuatro y las seis horas, debido a la carencia de atención y la minoración del estado de alarma que provoca la fase pertinente del ritmo circadiano.

Dormir es un placer

El sueño es una actividad agradable y, contra lo que pudiese pensarse, no es pasiva ni ociosa, puesto que el cerebro prosigue trabajando toda la noche, si bien con otro ritmo y objetivos. El sueño está asociado con funciones inmunes, endocrinas, de aprendizaje y memoria.

El humano está desarrollado para vivir de día y dormir por la noche. Toda inversión de los requisitos cursa con desajustes, como prueban todos y cada uno de los estudios.

El sueño (ceñido al ritmo circadiano) asegura el bienestar sensible y potencia nuestra inventiva. Ayuda a afianzar los nuevos registros de la memoria y a actualizar los viejos, aparte de crear nuevas conexiones neuronales.

La privación del sueño (en el caso del campo sanitario, por motivos laborales) acrecienta la actividad de los genes responsables del agobio y la muerte celular.

Gracias Por Visitarnos Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Deja Tu Comentario.