¡Hola! Es difícil imaginarse que actualmente una persona ayude a otra sin pedir algo a cambio, Sin embargo, parece que, aunque no lo creamos, aún existen seres con un corazón enorme.

Uno de ellos es sin dudas el señor Marcelo, un hombre que, a pesar de no tener mucho, cada día al salir de trabajar hace algo que pocos estarían dispuestos a realizar. Quédate hasta el final y comenta.

Fuente: quepasasalta.com.

Marcelo es un humilde hombre que se gana la vida como verdulero:

Para aquellos que conocen a Marcelo saben que él es un hombre común y corriente que se levanta cada día para ir a trabajar y ganarse la vida. Sin embargo, también saben que es un ser humano de gran corazón.

Él ha estado realizando un acto a escondidas de todos que ha sido motivo de gran impresión. No fue sino hasta a hace poco que una de sus clientas lo siguió y descubrió el gran secreto del verdulero.

Él se dedica a prestar servicio en un hospital público:

Cada día, después de culminar su jornada de trabajo, Marcelo viaja hacia un hospital público y atiende a internados. Él ayuda a alimentarlos, bañarlos, les cambia los pañales y hasta charla con ellos.

Esto lo lleva repitiendo por tiempo, pero no fue hasta ahora que salió a la luz. Una de sus clientas quedó tan sorprendida con su gesto humano que quiso compartir lo que hacía cada día.

Ahora todo el mundo le conoce y se hizo famoso en gran parte de su provincia:

Gracias a su valerosa acción Marcelo se ganó la admiración de muchos, pero esto lo consiguió principalmente desde que su historia fuera posteada en las redes.

Sin embargo, lo que más impresionó a su clienta es su humildad:

«Dice que no busca a agradar a nadie, solo a Dios y brindarle ayuda a los que realmente necesitan», contó la mujer.

«Me emocione y necesito compartirlo para que todos vean que aun existen personas con corazón puro«, agregó. 

A mi en lo particular me ha dejado impactado lo que hace este hombre cada día de su vida. Realmente es un acto que no todos están dispuesto a realizar y nos demuestra el más puro amor al prójimo.

Espero que esta historia sea motivo de reflexión para ti y para los tuyos, deseando de igual forma que la misma pueda servirte de ejemplo para ayudar a otros.

Gracias Por Visitarnos Si Te Gustó Compártelo Con Tu Familia Y Tus Amigos.

(YF)